Rajoy exige una rectificación porque estado de la Nación es recesión, déficit, deuda y paro galopante

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

El presidente del PP, Mariano Rajoy, exigió hoy al jefe del Ejecutivo una "urgente rectificación" de su política económica y aseguró que las últimas propuestas son "medidas aisladas y fragmentarias" cuando es necesario un plan global. Por eso, le ofreció de nuevo el Plan Anticrisis que ha presentado el Partido Popular.

Durante el Debate sobre el estado de la Nación que se celebra en el Congreso, Rajoy abrió su discurso repasando los cifras negativas conocidas en los últimos meses y, en especial, la tasa de cuatro millones de parados. "Recesión, déficit, deuda y paro galopante. Éste es el estado de la nación sin maquillaje y sin aspavientos", proclamó.

MEZQUINO CALCULO ELECTORAL

A continuación tiró de hemeroteca para recordar que hace un año negó que hubiera crisis en un "deliberado y mezquino cálculo electoral" y subrayó que también y llamó "antipatriotas" a los que le advertían de la necesidad de empezar a hacer reformas. "Fue una tremenda mentira con amplificador que le perseguirá siempre", le espetó.

Tras asegurar que ya ha presentado un total de doce planes para afrontar la crisis, le emplazó a rectificar su política. "Es urgente una rectificación y es lo que he venido a decirle hoy aquí, como rectificaron en política antiterrorista y hoy les va mucho mejor, sí, por rectificar", proclamó el líder de los 'populares' provocando un revuelo en la bancada socialista que obligó al presidente del Congreso, José Bono, a pedir silencio a los diputados.

También criticó las medidas que esta mañana anunció Zapatero relativas a la deducción por vivienda, el Plan Revive o la rebaja del Impuesto de Sociedades. A su juicio, son medidas "aisladas" y es necesario un plan global.

Rajoy concluyó su discurso asegurando que no va a escampar por más que se empeñe en anunciarlo todo el día. "Ni para eso tiene crédito. Está todo el mundo acostumbrado ya a que, en su caso, el engaño sea la regla y la verdad la excepción", añadió.

En este punto, ofreció de nuevo al presidente del Gobierno el Plan Anticrisis presentado por el PP pero se quejó de que "no quiera escuchar a nadie", que no tenga "más obsesión de mantener la cabeza fuera del agua" y estar "esperando a que escampe".