Salgado dice que el Gobierno quiere hablar de reforma laboral, no de despido

  • Madrid, 27 may (EFE).- La vicepresidenta segunda del Gobierno, Elena Salgado, advirtió hoy de que el Gobierno está dispuesto a hablar de una reforma laboral, y de impulsar un "amplísimo diálogo social" para conseguirla, pero no quiere, subrayó, "hablar de despido".

Madrid, 27 may (EFE).- La vicepresidenta segunda del Gobierno, Elena Salgado, advirtió hoy de que el Gobierno está dispuesto a hablar de una reforma laboral, y de impulsar un "amplísimo diálogo social" para conseguirla, pero no quiere, subrayó, "hablar de despido".

"Por parte de algunos se comienza hablando de reforma laboral y se acaba hablando del despido, se comienza hablando de empleo y se termina hablando del despido", criticó la ministra, quien aseguró que el Gobierno "desde luego" no va a ir en esa dirección.

Además, Salgado aseguró que el Gobierno va a hacer "todo lo posible" para que no se alcance la cifra de cinco millones de parados.

En declaraciones a los periodistas durante su visita a una delegación de Hacienda en Madrid, Salgado reconoció en cualquier caso que el mercado laboral español es "dual", con una "altísima" tasa de temporalidad que está dificultando los procesos de formación.

Una temporalidad que, apuntó, "tiene que reducirse si de verdad queremos desarrollar un nuevo modelo económico en el que la formación y la capacitación de los trabajadores tenga un papel más importante".

El Gobierno, insistió la vicepresidenta segunda, apuesta por un un "amplísimo diálogo social" que contribuya a un esquema del mercado laboral en el que la temporalidad se reduzca.

Elena Salgado también señaló en estas declaraciones que el Ejecutivo está haciendo todos los esfuerzos por evitar la destrucción de empleo y posibilitar su creación, y recordó que los datos del desempleo registrado en abril ya mostraban una "mejoría relativa", al haberse desacelerado el aumento del paro.

Añadió que espera "continuar en esta tendencia" en los próximos meses, y frente a previsiones como las de la Fundación de las Cajas de Ahorro (FUNCAS), que auguran que en 2010 se llegará a los cinco millones de parados, señaló que el Gobierno va a hacer todo lo posible para que esa cifra no se alcance.

Por otra parte, Salgado no quiso dar más detalles sobre la reflexión que esta mañana hizo en la sesión de control en el Congreso, cuando dijo que el año 2010 "tampoco va a ser fácil".

No obstante aseguró que el Gobierno está recabando todos los datos para que sus próximas previsiones macroeconómicas para este año y el que viene, que presentará en las próximas semanas, sean "lo más ajustadas posibles".