Salgado pide a la Generalitat un esfuerzo para acordar el modelo de financiación

  • Madrid, 20 may (EFE).- La vicepresidenta segunda y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, ha pedido hoy a la Generalitat de Cataluña que haga "todos los esfuerzos necesarios" para que se pueda llegar a un acuerdo sobre el nuevo modelo de financiación autonómica.

Madrid, 20 may (EFE).- La vicepresidenta segunda y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, ha pedido hoy a la Generalitat de Cataluña que haga "todos los esfuerzos necesarios" para que se pueda llegar a un acuerdo sobre el nuevo modelo de financiación autonómica.

Así lo ha manifestado Salgado ante la Comisión de Economía del Congreso, donde ha garantizado para Cataluña una financiación por encima de la media y donde ha negado que el Gobierno esté interesado en retrasar el acuerdo, ya que existe el compromiso de que el sistema tenga efectos económicos desde el 1 enero de 2009.

"Los Presupuestos Generales del Estado no ganan nada retrasando este tema", ha dicho Salgado antes de recordar que el Gobierno no quiere imponer ningún modelo sino lograr una solución consensuada.

Ha reiterado el compromiso expresado por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de convocar el Consejo de Política Fiscal y Financiera antes del 15 de julio y ha resaltado que se sigue avanzando en el modelo de financiación local.

Ya en la primera réplica a los grupos, se ha dirigido al portavoz de ERC, Joan Ridao, para recordarle que su partido forma parte del tripartito catalán y le ha instado a que haga todos esfuerzos necesarios para que la Generalitat acuerde un sistema que, según ella, mejora el actual.

Un modelo que garantizará la financiación de los servicios públicos fundamentales, será equitativo, dotará de mayor corresponsabilidad fiscal y reconocerá la población de cada autonomía, una variable de "extraordinario peso" en el modelo que propone Economía.

"Ninguna comunidad verá perjudicada su situación", ha continuado Salgado después de reconocer que el sistema influirá en el incremento del déficit público, algo que ve "justificado" porque el modelo dará respuesta a las necesidades actuales de las autonomías, sobre todo a las que han crecido en población.

Frente a las críticas al Gobierno por incumplir el Estatuto de Cataluña, Salgado ha dejado claro que el Ejecutivo hace "todo lo posible" para desarrollarlo y, como ejemplo, ha citado la disposición adicional tercera de esa norma, sobre la que el propio gobierno catalán "ha reconocido un cumplimiento ajustado".

Sin embargo, el portavoz de CiU, Josep Sánchez Llibre, ha acusado al Gobierno de "maltratar injustificada y descaradamente" a los catalanes al incumplir de forma reiterada los compromisos del Estatuto, que establecía el 9 de agosto de 2008 como fecha límite para llegar a un acuerdo.

Sánchez Llibre ha opinado, además, que el Ejecutivo está jugando con temas "sensibles" como la sanidad, la educación o los servicios sociales de los catalanes, que es "imposible" financiar con el actual sistema.

Desde ERC, su portavoz, Joan Ridao, ha expresado la "paciencia bíblica, propia del santo Job", que han tenido en Cataluña con este asunto para ver "cómo resolvían el sudoku" de la financiación al que aludió el ex vicepresidente segundo Pedro Solbes y que, a su juicio, "no permite más aplazamientos".

Joan Herrera, de ICV, ha considerado que un Gobierno que no resuelve la financiación autonómica "es un Gobierno insensible socialmente", porque la primera "trinchera" en situación de crisis son las autonomías y la segunda los ayuntamientos, por lo que ha instado a la ministra a "solventar este déficit".

Mientras, el portavoz del PP, Cristóbal Montoro, ha opinado que la "verdadera causa" de la "macroemisión de deuda pública" que va a suponer la reforma del sistema se debe a que el presidente de la Generalitat, José Montilla, "peligra" en el tripartito y Zapatero en el del Congreso.

"¿Usted cree que los servicios básicos de los españoles se pueden financiar con deuda?", ha preguntado Montoro a la ministra, ante quien ha lamentado que el Gobierno viva "en unos requisitos políticos" que le urgen a cerrar el modelo.

Tanto Sánchez Llibre como Herrera han respondido a Montoro y han resaltado que no se trata de "cumplir" con Montilla, sino con el Estatuto, "gobierne quien gobierne".