Taguas afirma que promotoras y bancos tienen "como mucho" 325.000 viviendas sin vender

  • Madrid, 21 abr (EFE).- El presidente de la patronal constructora Seopan, David Taguas, dijo hoy que hay unas 650.000 viviendas vacías, según los datos que ha recabado del propio sector, de las que considera que sólo constituyen un problema las que están sin vender en manos de promotoras y bancos, que "como mucho" son la mitad.

Taguas afirma que promotoras y bancos tienen "como mucho" 325.000 viviendas sin vender

Taguas afirma que promotoras y bancos tienen "como mucho" 325.000 viviendas sin vender

Madrid, 21 abr (EFE).- El presidente de la patronal constructora Seopan, David Taguas, dijo hoy que hay unas 650.000 viviendas vacías, según los datos que ha recabado del propio sector, de las que considera que sólo constituyen un problema las que están sin vender en manos de promotoras y bancos, que "como mucho" son la mitad.

Durante su intervención en el desayuno organizado por Aragón Exterior (Aragonex), Taguas consideró exageradas las estimaciones que apuntan a un excedente de vivienda sin vender de alrededor de un millón de unidades, si bien se reservó "un amplio margen de error" para la suya.

En su opinión el problema para la actividad del sector lo generan las viviendas terminadas sin vender propiedad de promotoras y bancos, mientras que aquellos inmuebles que fueron adquiridos como inversión por parte de particulares no deberían ser motivo de preocupación.

A juicio de quien fuera presidente de la Oficina Económica del Gobierno, la reactivación del mercado residencial sería posible si el Ejecutivo acometiera un plan integral contra la crisis económica, basado en la inversión en infraestructuras y en el incentivo fiscal a la oferta de trabajo, como cuestiones claves para impulsar la actividad y el empleo.

Según explicó, la inversión en infraestructuras es un factor capaz de estabilizar la economía, razón por la que la patronal constructora a la que representa reclama al Gobierno un plan especial al que se destine un presupuesto anual del 1 por ciento de PIB (alrededor de 11.000 millones de euros) durante el tiempo que se estime necesario.