Taguas reclama el liderazgo del Gobierno para reformar el mercado laboral

  • Madrid, 27 abr (EFE).- El presidente de la patronal constructora Seopan, David Taguas, cree que el Gobierno debe liderar una reforma laboral para acabar con las "intolerables" diferencias entre empleados temporales e indefinidos, y reducir los impuestos que gravan el trabajo para evitar que el paro llegue al 22,2 por ciento.

Madrid, 27 abr (EFE).- El presidente de la patronal constructora Seopan, David Taguas, cree que el Gobierno debe liderar una reforma laboral para acabar con las "intolerables" diferencias entre empleados temporales e indefinidos, y reducir los impuestos que gravan el trabajo para evitar que el paro llegue al 22,2 por ciento.

En una conferencia organizada por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE), Taguas advirtió de que, si no se adoptan nuevas medidas, la tasa de desempleo podría llegar a un nivel máximo del 22,2 por ciento en el primer trimestre de 2011, mientras que, de llevarse a cabo las reformas necesarias, dicha tasa tocaría techo en el primer trimestre de 2010 en el 18,7 por ciento.

El presidente de Seopan confió en que, "si el Gobierno lidera, los sindicatos hacen concesiones y las empresas realizan un esfuerzo por mantener el empleo", se podrán pactar los cambios que necesita la economía española en el marco del diálogo social.

En concreto, el ex presidente de la Oficina Económica del Gobierno apuesta por implantar un nuevo y único contrato de carácter indefinido que no afecte a los contratos actualmente vigentes y tenga un coste de despido creciente en el tiempo (8 días durante el primer año de contrato, a los que se sumarían 4 días cada año hasta alcanzar un máximo de 24 por año trabajado).

En su opinión, a esta reforma hay que sumarle una política fiscal que reduzca los impuestos sobre las rentas del trabajo entre el 2 y el 4 por ciento, que incremente el IVA entre el 1 y el 2 por ciento y que eleve los impuestos especiales.

En ausencia de política monetaria, el presidente de Seopan defiende la política fiscal como único instrumento estabilizador de la economía que tiene el Gobierno, por lo que considera sorprendente que todavía haya voces que clamen por el control del gasto para que no aumente el déficit publico.

El cambio de política fiscal y la reforma del mercado laboral son sólo dos de los frentes en los que hay que actuar para superar la crisis económica lo antes posible, a los que Taguas suma el incremento de la inversión en infraestructuras.

En este aspecto, insiste en la necesidad de poner en marcha un plan urgente con un presupuesto anual del 1 por ciento de PIB (alrededor de 11.000 millones de euros) durante el tiempo que se considere necesario.

Sobre su financiación, abogó por la entrada de capital privado en las infraestructuras mediante el régimen de concesiones, aunque reclamó mejoras en los pliegos de contratación de las obras públicas para que las empresas del sector no asuman riesgos en solitario.

El liderazgo de las grandes constructoras españolas en proyectos de concesiones por todo el mundo es, para el presidente de Seopan, uno de los principales factores que hacen posible la puesta en marcha de dicho plan.

Frente a las voces que consideran agotado un modelo de crecimiento económico basado en la construcción, Taguas apostó por impulsar las infraestructuras como instrumento estabilizador de la economía y, aunque se mostró partidario de un cambio de modelo, recordó que de momento no se están tomando medidas que conduzcan a dicha reforma.

En este sentido, la ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, defendió hoy que la construcción vuelva a ser el motor de la economía, pero reconvertida en un sector "verde" basado en la eficiencia energética y la innovación.

Tras participar en el cierre de la Asamblea anual de la Confederación Española de Fabricantes de Productos de Construcción (Cepco), Corredor aseguró que ya no se volverá a hablar de "construcción igual a ladrillo", sino que será sinónimo de sostenibilidad.