Chrysler y sus trabajadores inician una negociación para reducir los costes en Canadá

  • Toronto (Canadá), 23 mar (EFE).- Chrysler y el sindicato Canadian Auto Workers (CAW) iniciaron hoy negociaciones para modificar el convenio colectivo en vigor y reducir los costes de producción del fabricante.

Chrysler y sus trabajadores inician una negociación para reducir los costes en Canadá

Chrysler y sus trabajadores inician una negociación para reducir los costes en Canadá

Toronto (Canadá), 23 mar (EFE).- Chrysler y el sindicato Canadian Auto Workers (CAW) iniciaron hoy negociaciones para modificar el convenio colectivo en vigor y reducir los costes de producción del fabricante.

Chrysler ha advertido que tendrá que dejar de producir vehículos en Canadá si no consigue sustanciales concesiones de parte de los trabajadores, superiores a las negociadas entre CAW y General Motors (GM) a principios de marzo.

Además, Chrysler, que emplea unas 10.000 personas en Canadá, ha solicitado miles de millones de dólares de ayudas a las autoridades canadienses para mantenerse en el país.

Poco antes del inicio de las negociaciones, el presidente de CAW, Ken Lewenza, afirmó a través de un comunicado que el sindicato espera lograr un acuerdo "que asegure puestos de trabajo en Canadá".

El acuerdo entre CAW y GM estipula la congelación de salarios hasta el 2012 y que los jubilados de la empresa paguen parte de sus prestaciones sanitarias.

GM ha cifrado en decenas de millones de dólares los ahorros anuales que conseguirá con esas concesiones y se ha comprometido a mantener un 20 por ciento de su producción total en Norteamérica en Canadá.

La semana pasada, el presidente de Chrysler, Tom LaSorda, afirmó en Ottawa que la empresa puede cerrar todas sus operaciones en el país si no recibe ayuda económica.

El ejecutivo de Chrysler dijo que la empresa no puede permitirse "producir en una jurisdicción que no es competitiva con relación a otras".

Chrysler ha solicitado 2.300 millones de dólares (1.794 millones de dólares estadounidenses) a Canadá.

GM y Chrysler tienen que presentar a las autoridades canadienses sus planes de reestructuración, que tienen que incluir reducciones de costos, antes del 31 de marzo para poder recibir ayuda financiera de Canadá.