Economía.- Los sindicatos de Navantia rompen las negociaciones del convenio colectivo

MADRID, 12 (EUROPA PRESS) Los sindicatos de Navantia, agrupados en el comité intercentros, han decidido romper las negociaciones del convenio colectivo, al rechazar la última oferta de la empresa pública, informó el fabricante naval en un comunicado. Según Navantia, esta ruptura se ha producido a pesar de los "significativos" avances obtenidos en reuniones anteriores, relativos a la negociación de un convenio único que refunda los de las empresas Bazán y Astilleros Españoles, así como del plan industrial y de la industria auxiliar. El fabricante naval propone, de acuerdo con las pautas fijadas por el Gobierno para las empresas públicas, un incremento salarial para 2008 del 3,4% sobre la masa salarial homogénea de 2007, mientras que para el presente ejercicio sitúa la subida en el 3,37% de la masa salarial, vinculándola a la firma del convenio único, que contempla la aprobación de un nuevo sistema de clasificación profesional, entre otros preceptos. El comité intercentros ha considerado "insuficiente" la propuesta de la empresa, exigiendo para cada uno de los años 2008 y 2009 un incremento salarial superior al 4,5%, y además no acepta su vinculación a la firma del convenio único que incluya un nuevo sistema de clasificación profesional y demás temas en negociación. Aparte de estas exigencias, los sindicatos demandan que Navantia imponga a la industria auxiliar la subrogación de los trabajadores más allá de lo legalmente establecido, la creación de una bolsa de empleo con dichos empleados y el control de los convenios colectivos de las diferentes industrias auxiliares, lo que "es incompatible con las reglas de concurrencia a las que está obligada la empresa", según Navantia. La compañía pública lamenta la actitud de los representantes sindicales en el proceso negociador y deplora la puesta en marcha de medidas de presión por parte de los sindicatos, "antes incluso de celebrar las reuniones de negociación", lo que representa un método "para imponer sus reivindicaciones". Ante estos hechos, Navantia, que informa del momento histórico de carga de trabajo, con plena ocupación hasta 2013, reitera su "clara" apuesta por la negociación para llegar a los mejores acuerdos posibles que garanticen la estabilidad y el futuro de la empresa.