Economía/Motor.- 7.500 trabajadores de General Motors se acogen al plan de bajas incentivadas

Chrysler amplía el plazo para que sus empleados opten por abandonar la empresa de forma voluntaria DETROIT (ESTADOS UNIDOS), 26 (EUROPA PRESS) El consorcio automovilístico estadounidense General Motors anunció hoy que hasta el momento 7.500 trabajadores por horas han decidido acogerse al plan de bajas incentivadas presentado por la empresa y la gran parte de ellos abandonarán la compañía antes del próximo 1 de abril, como parte del proceso de reestructuración y de reducción de costes que está llevando a cabo la corporación. El segundo fabricante mundial de automóviles señaló que tiene previsto cubrir las vacantes que dejen los trabajadores que abandonen la empresa con otros empleados procedentes de otros centros. No obstante, la empresa señaló que en las plantas que requieran nuevo personal se realizarán contrataciones en función de las necesidades de cada instalación. El vicepresidente de Producción Global y Relaciones Laborales de General Motors, Gary Cowger, señaló que los trabajadores que han optado por dejar la empresa han dedicado muchos años de servicio a la compañía, por lo que mostró su agradecimiento a todos ellos. "Este es otro ejemplo de compromiso de General Motors de ejecutar nuestro Plan de Viabilidad. Queda mucho que hacer, pero el Plan Especial de Bajas, junto con las muchas difíciles pero necesarias acciones que hemos tomado en los últimos meses ayudarán a asegurar la viabilidad a largo plazo y el éxito futuro de General Motors", añadió. Cowger señaló que el sindicato United Auto Workers (UAW) "ha sido un importante socio" a la hora de realizar los cambios necesarios para la compañía en su modelo de negocio. Asimismo, resaltó que recientemente han negociado las variaciones necesarias en el convenio laboral para mejorar la viabilidad a largo plazo de la multinacional con sede en Detroit. General Motors recordó que durante 2006 cerca de 36.000 trabajadores por horas decidieron abandonar la empresa, a través de un plan de bajas incentivadas, mientras que en 2008 escogieron esta opción cerca de 19.000 empleados por horas. Por ello, junto con las 7.500 personas que han decidido irse de la compañía en la actualidad, la cifra total de reducción voluntaria de plantilla se sitúa en 60.500 empleados. CHRYSLER AMPLIA EL PLAZO. Por otro lado, Chrysler ha decidido extender la fecha límite para que sus empleados de producción por horas se acojan al programa de bajas incentivadas. Esta es la segunda ocasión en la que la compañía extiende el plazo. Esta iniciativa fue presentada el pasado mes de febrero a 26.000 trabajadores por horas de la compañía representados por el sindicato United Auto Workers. Por el momento, la empresa no ha desvelado cuantos empleados se han acogido al plan. El portavoz de la compañía, Max Gates, señaló que la compañía todavía no ha definido la nueva fecha límite para acogerse a esta iniciativa, aunque resaltó que el plazo podría estar abierto hasta que los cambios en el convenio laboral sean ratificados.