Economía/Motor.- PSA no cerrará fábricas ni hará despidos en Francia a cambio de los préstamos del Estado

Renault financiará sus proyectos estratégicos en el país y desarrollará vehículos menos contaminantes PARIS, 9 (EUROPA PRESS) El presidente francés, Nicolas Sarkozy, recibió esta tarde en el Elíseo a los principales representantes del sector automovilístico francés ante quienes anunció que el Estado galo se compromete a prestar un total de 6.500 millones de euros a los dos principales constructores galos para ayudarles a superar la crisis económica. PSA Peugeot-Citroën recibirá 3.000 millones, la misma cantidad que Renault, cuya antigua filial Renault Trucks (perteneciente al grupo Volvo) se beneficiará además de un préstamo de 500 millones. A cambio, Sarkozy les ha pedido evitar los despidos. Finalizada la reunión, los dos grandes constructores galos se felicitaron de la decisión adoptada. Así, PSA-Peugeot Citroën aseguró en un comunicado que no cerrará ninguna fábrica en Francia y que lanzará en los dos próximos años entre uno y varios nuevos modelos de coches en cada uno de los cinco centros franceses de montaje que posee. Además, en las circunstancias actuales, "el grupo no pondrá en marcha planes de despido en Francia". El grupo dijo que el préstamo de 3.000 millones de euros acordado por el Estado francés le permitirá apoyar su programa de desarrollo de vehículos "más ecológicos, más económicos en energía y más baratos para sus clientes". PSA Peugeot Citroën se compromete igualmente a apoyar activamente al conjunto de los actores del sector del automóvil, rebajando el periodo de pago a los proveedores conforme a la Ley de Modernización de la Economía, elevando de 100 a 200 millones de euros su contribución al Fondo de Inversión del Automóvil y poniendo en práctica el código de buenas prácticas y de competitividad. Asegura, asimismo, que continuará sus esfuerzos junto con sus proveedores para mantener su liderazgo en los coches con bajo nivel de emisiones en CO2 y, en este contexto, indica que su estrategia consiste en investigar y desarrollar en el área de las tecnologías punta. Por otro lado, PSA Peugeot Citroën garantiza que dedicará "de manera prioritaria" sus resultados al aumento de sus fondos propios y las inversiones. Finalmente, pone de relieve la decisión anunciada por el presidente francés, Nicolas Sarkozy, de suprimir la tasa profesional en 2010, y se compromete a examinar, de aquí a junio, con el Estado y los agentes sociales, los medios para recuperar competitividad con el objetivo de mejorar su posición en la producción europea. También Renault aplaudió la medida anunciada hoy por el Elíseo "particularmente bienvenida en plena crisis de crédito" que, a su juicio, le permitirá financiar sus proyectos estratégicos en Francia y desarrollar en concreto los vehículos menos contaminantes. "Estamos muy satisfechos del préstamo que nos ha acordado el Estado francés. Frente a la crisis excepcional que golpea toda nuestra industria, este acceso al crédito era indispensable para el desarrollo de nuestra actividad y la del sector del automóvil", declaró el presidente del grupo del rombo, Carlos Ghosn en un comunicado. "También nos permitirá continuar nuestro desarrollo e inversiones en el área de la movilidad sostenible", agregó. MANTENER LA ACTIVIDAD. Renault renueva en este contexto el compromiso adquirido en septiembre de 2008 de no cerrar ninguna fábrica de montaje en Francia en los próximos años y anuncia que la actividad se mantendrá de aquí a finales de 2012 con el lanzamiento de cinco nuevos modelos de un reciente nuevo motor. Un coche íntegramente eléctrico se añadirá en cuanto las condiciones de rentabilidad lo permitan. El constructor promete igualmente desarrollar principalmente en Francia los sistemas y tecnologías para los coches limpios y mantener en el país los medios de investigación, ingeniería y ensayos necesarios. Asimismo, avanza que desarrollará programas de partenariado a medio plazo con sus socios de equipamiento y que estudiará crear en Francia un polo de investigación en el área del coche eléctrico y una planta de fabricación de baterías.