EE.UU. destina 5.000 millones de dólares en ayudas a los fabricantes de autopartes

  • Washington, 19 mar (EFE).- Los fabricantes de autopartes recibirán hasta 5.000 millones de dólares de ayudas públicas, dijo hoy el Departamento del Tesoro, al destacar que el paquete busca dar confianza a un sector que emplea a 500 mil personas en EE.UU.

EE.UU. destina 5.000 millones de dólares en ayudas a los fabricantes de autopartes

EE.UU. destina 5.000 millones de dólares en ayudas a los fabricantes de autopartes

Washington, 19 mar (EFE).- Los fabricantes de autopartes recibirán hasta 5.000 millones de dólares de ayudas públicas, dijo hoy el Departamento del Tesoro, al destacar que el paquete busca dar confianza a un sector que emplea a 500 mil personas en EE.UU.

La medida fue aplaudida de inmediato por General Motors, a pesar de que cifra es menos de un tercio de la solicitada por los fabricantes en febrero.

El Programa de Apoyo a Proveedor del Sector del Automóvil proveerá a los fabricantes de autopartes "la confianza que necesitan para continuar suministrando componentes, pagar sus empleados y seguir sus operaciones", afirmó el Tesoro a través de un comunicado.

Tras el anuncio, General Motors dijo que el programa "reconoce la importancia crítica de la cadena de suministro doméstica para mantener el sector del automóvil estadounidenses en marcha".

Los fabricantes de autopartes están sufriendo graves pérdidas ante la dramática caída de la producción de las compañías automovilísticas que operan en Estados Unidos.

En febrero, la cifra anualizada de ventas de nuevos vehículos se situó por debajo de los 9,5 millones de automóviles, prácticamente la mitad que hace tres años, lo que ha provocado que las principales automotrices recorten su producción.

La Asociación de Fabricantes de Equipamiento y Motor, que agrupa algunas de las principales compañías del sector de autopartes, ha señalado que los fabricantes de automóviles compraban productos a sus asociados por valor de 8.400 millones de dólares al mes, una cifra que se ha reducido a la mitad en los últimos meses.

GM añadió en un comunicado que "esta acción puede ayudar a reducir el riesgo de problemas en la producción de vehículos que se generarían si los proveedor de autopartes fueran incapaces de producir debido a la falta de acceso a liquidez".

El Departamento del Tesoro señaló que General Motors y Chrysler ya han decidido participar en el programa. Estas dos empresas designarán los fabricantes de autopartes que recibirán las ayudas federales.

Ford dijo que no participará en el programa, al afirmar en un comunicado que siguen siendo "viables" y no anticipan problemas con los pagos a sus proveedores.

El Departamento del Tesoro destacó que el paquete financiero apoyará a un sector que emplea a unas 500.000 personas en todo el país.

"El Programa de Apoyo a Proveedor del Sector del Automóvil ayudará a estabilizar un componente crítico del sector del automóvil de EE.UU. durante el difícil periodo de reestructuración que tenemos por delante", afirmó el secretario del Tesoro, Timothy Geithner.

"El programa proporcionará a los proveedores el acceso a liquidez que necesitan para cubrir sus nóminas y sus gastos, a la vez que da a las compañías de automóviles domésticas un acceso fiable a los componentes que necesitan", manifestó.