EE.UU. se prepara para la bancarrota de Chrysler la próxima semana, según un diario

  • Washington, 23 abr (EFE).- El Departamento del Tesoro de EE.UU. se está preparando para que Chrysler se declare en suspensión de pagos la próxima semana, publica hoy la edición digital de The New York Times.

EE.UU. se prepara para la bancarrota de Chrysler la próxima semana, según un diario

EE.UU. se prepara para la bancarrota de Chrysler la próxima semana, según un diario

Washington, 23 abr (EFE).- El Departamento del Tesoro de EE.UU. se está preparando para que Chrysler se declare en suspensión de pagos la próxima semana, publica hoy la edición digital de The New York Times.

El rotativo dijo que ese paso cuenta con el consentimiento del sindicato United Auto Workers (UAW), porque las pensiones y prestaciones sanitarias de sus jubilados estarán protegidas.

Además, la italiana Fiat puede completar su alianza con Chrysler mientras esta última se encuentra en suspensión de pagos y bajo la tutela de los tribunales estadounidenses.

Washington dio a Chrysler hasta el próximo 1 de mayo para poder resolver sus problemas financieros y laborales.

Pasada esa fecha, y sin acceso a préstamos públicos, el fabricante se tendrá que declarar en suspensión de pagos ante la imposibilidad de financiar sus operaciones.

Según The New York Times, algunos analistas especulan con que los preparativos del Departamento del Tesoro para la suspensión de pagos de Chrysler son una estrategia para presionar a los tenedores de bonos de la compañía.

La renegociación de los 6.900 millones de dólares de deuda que tiene Chrysler con un consorcio de bancos y fondos de inversión es el principal obstáculo para completar la reestructuración de la empresa.

Medios de información locales dijeron hoy que la última oferta de la empresa, presentada el miércoles, es de 22 centavos por cada dólar de deuda y un 5% de la nueva Chrysler aliada con Fiat.

Los acreedores habían solicitado 65 centavos por dólar, un 40 por ciento del accionariado y que Fiat aporte 1.000 millones de dólares.

El periódico Detroit News dijo en su edición electrónica que los acreedores presentarán una contraoferta en las próximas horas.

Las autoridades federales y del estado de Michigan, donde se concentran las sedes de General Motors, Ford y Chrysler, han criticado con dureza las exigencias de las instituciones financieras, que muchos consideran desorbitadas.