El comité de empresa de Naval Gijón pide a los prejubilados encerrados que reconsideren su actitud

OVIEDO, 8 (EUROPA PRESS)

El comité de empresa del astillero gijonés Naval Gijón emitió hoy un comunicado en el que pide a los prejubilados de la factoría que permanecen encerrados en las instalaciones que reconsideren su actitud porque en vez de ayudar están entorpeciendo y enquistando el problema. El comunicado fue aprobado hoy por la totalidad de los trabajadores en activo, salvo dos representantes de CSI.

Los prejubilados se encerraron el miércoles para exigir garantías para las prejubilaciones contempladas en los cuatro expedientes de regulación una vez que desaparezca la entidad a fecha 31 de mayo. Ante esa situación, la empresa decidió presentar ante la Delegación de Trabajo de Asturias el cierre patronal.

"Exigimos tanto a la Delegación de Trabajo como a la empresa la vuelta a la normalidad de la actividad laboral del astillero, pues entendemos que la solución para los trabajadores ha de ser negociada y sólo en último recurso tomar el camino de la protesta", dijo hoy el Comité de Empresa.

Los trabajadores en activo creen que el encierro pone en peligro las negociaciones que se están llevando a cabo para buscar una salida negociada a los trabajadores. El cierre patronal, prosigue el comunicado, motivará que los encerrados sigan cobrando su prejubilación, mientras que los trabajadores se quedan con los contratos suspendidos "perdiendo la totalidad de las cotizaciones y salarios".

Explicaron que su intención es obtener una salida, a partir del 31 de mayo, para los 40 trabajadores que quedan, que todavía carecen del compromiso de recolocación pactado. "Mientras, el tiempo para solucionar los posibles flecos de los acuerdos de prejubilaciones existe tiempo hasta el cierre del astillero previsto para marzo -abril de 2010", señalaron.