El Gobierno catalán confiaba en la adjudicación del Audi Q3 a Seat Martorell tras el referéndum

BARCELONA, 8 (EUROPA PRESS)

La consellera de Trabajo de la Generalitat de Catalunya, Mar Serna, reconoció hoy que el Gobierno catalán pensaba que la adjudicación del Audi Q3 a la fábrica de Seat en Martorell (Barcelona) sería una realidad tras el referéndum interno del 18 de marzo en el que la plantilla aceptó la congelación salarial para optar a la producción del modelo.

"Pensábamos que, después del referéndum, el nuevo vehículo estaría adjudicado", explicó la consellera, quien consideró "muy importante que venga un nuevo modelo a Seat", y que sea "lo antes posible", aunque reconoció que si finalmente no es así, "habrá que buscar alternativas".

Afirmó que está en contacto con la compañía automovilística y con el Gobierno central, y confirmó el viaje previsto para el 15 de abril a Alemania, con la asistencia del ministro de Industria, Miguel Sebastián, y el conseller de Innovación, Universidades y Empresa, Josep Huguet.

Serna hizo estas declaraciones tras presentar la edición 2009 del programa de ayudas a emprendedores y autónomos que se enmarcan en el plan Inicia, y que contará con una dotación de 17,8 millones, el doble de presupuesto que en 2008, año en que se inició el programa.