El Gobierno de Aragón analizará "en profundidad" el plan que presente General Motors

  • Zaragoza, 17 feb (EFE).- El consejero de Economía, Alberto Larraz, ha afirmado que el Gobierno aragonés analizará "en profundidad" el plan de reestructuración que hoy presenta General Motors (GM) ante el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, para ver cómo puede afectar a la planta de Figueruelas (Zaragoza).

El Gobierno de Aragón analizará "en profundidad" el plan que presente General Motors

El Gobierno de Aragón analizará "en profundidad" el plan que presente General Motors

Zaragoza, 17 feb (EFE).- El consejero de Economía, Alberto Larraz, ha afirmado que el Gobierno aragonés analizará "en profundidad" el plan de reestructuración que hoy presenta General Motors (GM) ante el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, para ver cómo puede afectar a la planta de Figueruelas (Zaragoza).

Así lo ha dicho Larraz, antes de comparecer en la Comisión de Economía de las Cortes de Aragón para informar de las inversiones de la sociedad de capital riesgo Savia, al ser preguntado por los medios de comunicación sobre el plan de viabilidad que presenta hoy la multinacional, que es rechazado por el Comité Europeo de GM.

El consejero se ha comprometido a estudiar "en profundidad" la propuesta pero también la del Comité Europeo, órgano sindical en el que están representados todos los centros de trabajo de la compañía en Europa.

Este órgano considera que el plan de viabilidad diseñado por el grupo "no es viable" y que la única alternativa para no destruir las operaciones de GM en Europa es la segregación de las marcas Opel/Vaushall y Saab.

Larraz ha añadido que espera que la planta zaragozana salga "lo mejor librada posible" de este proceso de reestructuración, puesto que la factoría de Figueruelas (que tiene unos 7.600 empleados) está "muy bien considerada" en el grupo automovilístico.

El Gobierno aragonés ha reiterado estudiará en profundidad como afectará a Opel España los avales que apruebe la administración estadounidense, pero, en todo caso, el consejero ha pedido "paciencia".