El presidente de Faconauto llama a los concesionarios a no comprar más coches a los fabricantes

MADRID, 23 (EUROPA PRESS) El presidente de la Federación de Asociaciones de Concesionarios de Automoción (Faconauto), Antonio Romero-Haupold, hizo hoy un llamamiento a las empresas del sector de distribución para que no compren más coches a los fabricantes. Romero-Haupold, en declaraciones a Punto Radio recogidas por Europa Press, explicó que, por la falta de regulación, los concesionarios se ven obligados a comprar coches a las marcas "a razón de tres a uno, es decir, comprar tres para vender sólo uno". Esta dinámica ha provocado que los concesionarios acumulen un 'stock' de vehículos por un importe de 28.500 millones de euros, cinco veces más de lo que sería adecuado para el funcionamiento del sistema. "Simplemente, somos los bancos de las fábricas", se lamentó. "EL PLAN INTEGRAL NOS ESTA DESINTEGRANDO". Por ello, consideró que lo que tienen que hacer los concesionarios es no comprar más coches. "Que no se compren más coches de los que se venden", dijo el presidente de Faconauto, quien agregó que "el Plan Integral de Automoción está desintegrando" al sector de la distribución. Así, explicó que los concesionarios se verán obligados a suprimir 30.000 empleos, reduciendo sus efectivos totales de 170.000 a 140.000 personas, como consecuencia de la caída del mercado automovilístico que, en su opinión, "tocará fondo" el próximo verano. El máximo responsable de la patronal de los concesionarios insistió en la necesidad de promover ayudas directas a la adquisición de vehículos, como en Alemania o Francia. "¿No será más lógico que Alemania o Francia ayuden a sus fábricas, aunque estén en España, y que nosotros le demos el dinero a los españoles para que compren más coches?", se preguntó. SEBASTIAN "SE HA QUEDADO SOLO" Romero-Haupold está convencido de que "un pequeño incentivo" adelantaría la recuperación del mercado y, por extensión, de la actividad productiva de las fábricas. Así, apuntó que las ayudas directas en Navarra propiciará una recuperación de las ventas de coches en la Comunidad Foral, y criticó al ministro de Industria, Miguel Sebastián, de quien dijo que "se ha quedado solo". Por último, el presidente de Faconauto recordó que uno de los factores más importantes a la hora de mantener en funcionamiento una fábrica de automóviles en España es que el mercado nacional sea fuerte, por encima de cuestiones salariales.