ELA considera "insuficiente, ineficaz y escueto" el acuerdo que ha desconvocado las movilizaciones contra La Naval

El sindicato denuncia la actual situación del astillero con contratos "en fraude de ley y precariedad laboral"

BILBAO, 30 (EUROPA PRESS)

ELA consideró hoy "insuficiente, ineficaz y escueto" el acuerdo que ha supuesto la desconvocatoria las movilizaciones en el astillero vizcaíno de La Naval, donde, según denunció, hay "una plantilla propia mínima" y se subcontrata mano de obra "barata y utilizada para engordar las cuentas de beneficios".

El acuerdo puso fin al conflicto iniciado el pasado viernes cuando empleados del astillero paralizaron la actividad en protesa por la contratación de trabajadores extranjeros perteneciente a subcontratas que perciben salarios "muy inferiores" a los habitualmente pagados. Finalmente, los trabajadores reanudaron la actividad tras aceptar el compromiso de las subcontratas de aplicar a sus empleados el convenio del Metal de Bizkaia.

La responsable comarcal de ELA, Maite Elizegi, consideró "legítimas" las protestas de las últimas semanas de los trabajadores de las contratas, pero calificó de "insuficientes" los acuerdos por lo que se han desconvocado las huelgas y movilizaciones.

Tras ella, tomó la palabra el secretario general de la Federación del metal, Unai Martínez, que calificó la actual situación de "explosiva" y advirtió de que, de seguir así, las protestas se pueden volver a repetir, ya que según explicó, hay que tener en cuenta el origen de la situación, "una plantilla donde la mayoría de las personas trabajan en las contratas con unas condiciones ínfimas, sin estabilidad laboral".

En 2004, cuando el astillero se privatizó, la platilla estaba formada por 1.200 trabajadores, mientras que ahora la conforman 420 trabajadores, 80 de ellos con contrato eventual. Según informaron desde el sindicato, otros 1.600 trabajadores "entran y salen sin ninguna posibilidad de tener una vida laboral estable y eso ocurre por la privatización".

En esta línea, Martínez denunció un día a día "muy precarizado", "sobre todo" para los trabajadores venidos desde Rumanía o Bulgaria, que vienen aquí en busca de un trabajo y ante tal situación están dispuestos a adjudicárselo a "cualquier precio". "La procedencia de un trabajador no es lo importante, sino que tenga unas condiciones de trabajo dignas", señaló.

PRECARIEDAD LABORAL

Además, el secretario general de la Federación del metal criticó la política de la empresa como los contratos "en fraude de ley", la "precariedad laboral" y una plantilla fija "mínima", ya que por cada trabajador de La Naval, hay cinco subcontratados y aseguró que la producción sería "inviable" sin su mano de obra.

También denunció la participación de miembros del Consejo de Administración de La Naval en algunas subcontratas, así como la construcción de un hotel adosado a las instalaciones del astillero. "Algunos empresarios deben añorar la época de las camas calientes del siglo XXI", ironizó.

Martínez denunció que La Naval señale que el conflicto le es ajeno, ya que "la dirección de la empresa, que ha hecho un astillero a su forma y manera, es la principal responsable de esta situación, donde hay pocos trabajadores con buenas condiciones y muchos en trabajando en precario".

Desde ELA consideran "imprescindible" un acuerdo que regule las condiciones laborales que incluya la subrogación y aporte estabilidad laboral a los subcontratados, y que exija también la aplicación de los convenios de Bizkaia, que limitan las horas extra.