Ganvam pide que la ayuda se aplique inmediatamente y que se eviten incertidumbres con las de las CC.AA

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

La Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (Ganvam) manifestó hoy su satisfacción ante la ayuda directa a la compra de automóviles anunciada por el presidente del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, pero demandó que se ponga en marcha de forma inmediata para evitar que la demanda se retraiga hasta su entrada en vigor.

La patronal demandó asimismo que se "despejen la incertidumbres" que puede generar esta ayuda con las ya lanzadas por distintas comunidades autónomas.

Además, el presidente del Ganvam, Juan Antonio Sánchez Torres, pidió a través de un comunicado que "se aclare" el mecanismo mediante el cual se resarcirá a los vendedores de la deducción de 2.000 euros que deberán aplicar en sus facturas como pago anticipado de las ayudas previstas, por considerar que "los concesionarios difícilmente podrán asumir más riesgo en su nivel de endeudamiento".

Para la patronal, "deben ser los propios fabricantes de automóviles quienes anticipen el importe íntegro de estas ayudas al concesionario, ya que gozan de mayor músculo financiero que las redes de distribución para asumirlo".

"Deben ser las marcas las que se entiendan directamente con la Administración central y las autonómicas para el recobro de estas ayudas", insistió Sánchez Torrres.

El presidente de Ganvam también calificó de positivo el Plan VIVE para el sector de autobuses anunciado por también hoy por Rodríguez Zapatero, pero lamentó "la falta de atención que se está dispensando a los vehículos industriales y las motocicletas que siguen siendo los grandes olvidados de la actual crisis de ventas".