Ganvam pide que se agilicen los plazos para reintegrar a los concesionarios las ayudas a la compra

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (Ganvam), Juan Antonio Sánchez Torres, pidió hoy que se agilicen los plazos para reintegrar a los concesionarios las ayudas directas a la compra de coches, que estos establecimientos tendrán que adelantar.

Sánchez Torres indicó, en declaraciones a Punto Radio recogidas por Europa Press, que la principal preocupación de los vendedores es "cuánto tiempo van a tardar en recuperar el dinero que tienen que anticipar". "La mayor parte de los concesionarios son pymes y no podrían esperar cuatro, cinco o seis meses a que les reintegren el dinero, no lo soportarían", enfatizó.

Por contra, restó importancia a la labor burocrática que tendrán que realizar los concesionarios para gestionar las ayudas. "Para los concesionarios será relativamente sencillo porque van a tener que aportar la factura y el certificado de achatarramiento del coche viejo, no creo que sea mucho papeleo", expuso.

El máximo responsable de Ganvam señaló que se está trabajando "a marchas forzadas" desde que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, realizara la pasada semana el anuncio de las ayudas directas, con el fin de tener listo un sistema de gestión.

MAS PRESENCIA EN LOS CONCESIONARIOS.

Tras subrayar que la puesta en marcha del Plan 2000E el pasado lunes "se ha notado bastante" al generar "mucha más presencia en las exposiciones", indicó que los incentivos directos no van a ser "la solución completa" para el sector, pero "va a ayudar mucho".

"El mejor sistema es la ayuda directa. En los cuatro mercados más importantes de Europa se está haciendo con un éxito tremendo, y en Navarra también ha tenido un éxito rotundo. Lo perfecto sería que todas las comunidades hicieran lo mismo para que no se distorsionara el mercado entre unas zonas y otras", añadió Sánchez Torres, quien precisó que la Comunidad Valenciana es actualmente la región que ofrece mayores ayudas, con 2.500 euros por vehículo.

Según el presidente de la patronal de vendedores, el sector de la distribución de vehículos ha perdido 16.000 empleos y podría destruir este año 30.000 puestos de trabajo de mantenerse el fuerte retroceso de las matriculaciones. Por último, se felicitó por la propuesta para poner en marcha ayudas para el sector de las motocicletas, si bien puntualizó que es pronto para conocer los detalles, y apuntó que tanto el mercado de dos ruedas como el de vehículos industriales están en una situación "insostenible".