La alianza con Fiat salvará más de 50.000 puestos de trabajo en Chrysler

AUBURN HILLS (ESTADOS UNIDOS), 6 (EUROPA PRESS)

La alianza entre el consorcio automovilístico Chrysler y el grupo italiano Fiat permitirá el mantenimiento de más de 50.000 puestos de trabajo en la firma estadounidense en todo el mundo, según informó hoy la firma con sede el Estado de Michigan en un comunicado.

La multinacional que preside Robert Nardelli señaló que el cierre de este convenio con Fiat supondrá el mantenimiento de más de 30.000 empleos en Estados Unidos, así como de 9.000 puestos de trabajo en Canadá y permitirá que miles de personas conserven su empleo en los concesionarios y empresas auxiliares de Chrysler.

No obstante, la corporación estadounidense recordó que el pasado 17 de febrero presentó un plan de viabilidad en el que se contemplaban, entre otras medidas para asegurar el futuro de la compañía, el cierre de varias instalaciones productivas, con el fin de amoldar la capacidad de fabricación de la corporación a la demanda actual del mercado.

Tras la firma del acuerdo con Fiat para la formación de una alianza y la declaración de suspensión de pagos, que se produjo el pasado 30 de abril, la compañía afirmó que sigue implementando este plan de viabilidad orientado a reducir sus capacidades y a reestructurar la empresa para asegurar su continuidad en el futuro.

Chrysler indicó que como parte de este programa cerrará plantas en Estados Unidos, pero subrayó que esta decisión no es consecuencia de encontrarse en situación de suspensión de pagos, sino que forma parte de una estrategia anterior.

CERRARA 4 PLANTAS EN 2010.

De esta manera, Chrysler tiene previsto cerrar cuatro plantas en Estados Unidos el próximo año. Las instalaciones que cerrarán el en 2009 serán Sterling Heights (en diciembre de 2010), Kenosha Engine (en diciembre de 2010), así como Twinsburg Stamping (en marzo de 2010) y Detroit Axle (en diciembre de 2010).

Por otro lado, la compañía de Michigan también cesará la activad productiva en diciembre de 2009 en su planta de Conner Avenue, mientras que la factoría de St. Louis North cerrará a partir del tercer trimestre del presente ejercicio.

Chrysler señaló, a su vez, que como parte de este plan de recorte de su capacidad de producción las plantas de St. Louis South y Newark cesaron su actividad a finales del pasado año. No obstante, la empresa resaltó que espera que "virtualmente todos los empleados de estas plantas reciban ofertas de empleo" en la nueva compañía surgida de la alianza con Fiat.