La planta de GM en Figueruelas comienza la próxima semana la negociación de su nuevo convenio colectivo

ZARAGOZA, 13 (EUROPA PRESS)

La empresa y el comité de la planta de General Motors (GM) en Figueruelas (Zaragoza) comenzarán el próximo martes, 21 de abril, la negociación de un nuevo convenio colectivo.

Según informó el representante de la planta zaragozana en GM Europa, Pedro Bona, en declaraciones a Europa Press, las negociaciones se centrarán en "conservar la plataforma acordada el año pasado" y aclarar todos los aspectos que no dependan de decisiones europeas como la segregación.

Además, señaló que a lo largo de la próxima semana se reunirán de nuevo en Alemania todos los representantes de las plantas europeas, para tratar de conocer con qué parte de la filial europea se quedará la matriz norteamericana, así como quien entrará en el accionariado "para saber con quien hay que negociar el resto del convenio".

En el encuentro pedirán también que se les explique oficialmente si el departamento del Tesoro de Estados Unidos ha pedido a GM que prepare la documentación ante una posible suspensión de pagos que podría tener lugar el 1 de junio, de lo que hasta el momento "no se ha tenido ninguna información por parte de la empresa".

Por ello Bona evitó pronunciarse al respecto "hasta que no se conozca en qué medida afectaría a la planta española una suspensión de pagos" si bien reconoció que es posible que tenga efectos porque "un alto porcentaje de la empresa depende de la matriz".

La intención del Tesoro estadounidense es llevar a cabo una "suspensión rápida y quirúrgica", según ha señalado el diario 'New York Times', que cita fuentes conocedoras del caso. General Motors ha recibido ayudas públicas por 10.150 millones de euros y el propio presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, le dio un ultimátum de sesenta días el 30 de marzo.

La multinacional con sede en Detroit (Michigan) ha señalado que podría llevar a cabo su proceso de reestructuración sin recurrir a la protección judicial. General Motors busca un acuerdo con sus tenedores de bonos y con el sindicato United Auto Workers (UAW) para cambiar los 28.000 millones de dólares (21.210 millones de euros) de deuda de la empresa por acciones.