Los trabajadores de la factoría de Sevilla piden la intervención pública para "salvar astilleros de Sevilla y Huelva"

Apuntan que la petición de FOE "muestra el estado caótico de Astilleros"

SEVILLA, 31 (EUROPA PRESS)

Los trabajadores de los astilleros de Sevilla pedirán en la reunión de la comisión de seguimiento del acuerdo de privatización de los astilleros de Izar, que se celebra la próxima semana, una solución y la intervención de las administraciones públicas para "poder salvar los astilleros de Huelva y Sevilla", ambos propiedad de la misma empresa.

El presidente del comité de empresa de Astilleros de Sevilla, Gregorio Mora, apuntó a Europa Press que la petición efectuada esta semana por el presidente de la Federación Onubense del Empresario (FOE), Antonio Ponce, que reclamó que la Mesa del Sector Naval dé apoyo institucional para mantener la actividad de Astilleros de Huelva, supone "demostrar el estado caótico de los astilleros onubenses, algo que ya veníamos denunciando desde hace meses".

Mora, que recordó que los astilleros sevillanos y los onubenses pertenecen a los mismos propietarios, mostró su apoyo y solidaridad hacia los compañeros de Huelva y consideró que el llamamiento de los empresarios onubenses "demuestra lo que venimos diciendo y lamentando, que la situación de los astilleros es caótica".

Por ello, anunció que la próxima semana, con motivo de la comisión de seguimiento de los acuerdos de privatización de los antiguos astilleros civiles de Izar --Sevilla, Gijón y Sestao-- pedirán a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) una solución y la intervención de las administraciones públicas "pues el proyecto de Sevilla no está saliendo como esperábamos y hay problemas de liquidez en la empresa y eso lo haremos ver".

Precisó que en el caso de la factoría sevillana, la escasez de dinero y liquidez "es preocupante", de forma que, según aseguró, la industria auxiliar "está poco a poco despidiendo a trabajadores porque no puede superar la deuda que tiene".

Tras reconocer que los trabajadores no tienen datos sobre la posible deuda de la empresa, sí apuntó que los propietarios "están buscando y quieren adquirir préstamos", aunque agregó que los trabajadores "no queremos pan para hoy y hambre para mañana".

Los trabajadores, que hace varias semanas se movilizaron por esta situación, han suspendido sus protestas a la espera de reuniones con las administraciones y la empresa para clarificar el futuro del proyecto.