Prejubilados de Naval Gijón mantienen cortados los accesos a la Calle Mariano Pola para exigir "garantías de futuro"

GIJÓN, 7 (EUROPA PRESS)

Los trabajadores prejubilados de Naval Gijón se desde ayer permanecen encerrados en las instalaciones para exigir a la empresa que clarifique su situación ante el cierre del astillero el 31 de mayo, mantienen todos los accesos a la calle Mariano Pola cortados con barricadas, lo que ha obligado a la Policía Local a desviar el tráfico por otras vías.

Con estos actos de protesta los trabajadores prejubilados afectados por expedientes de regulación de empleo pretenden forzar a la dirección del astillero a que les den una garantía y compromiso firme de que podrán percibir sus salarios hasta que alcancen la edad de la jubilación, según explicaron a Europa Press.

"Nosotros no hemos pedido que nos prejubilasen, fue Pymar quien decidió cerrar el astillero con el apoyo del Gobierno regional, así que deben darnos garantías de futuro", manifestaron.

Insistieron en que su temor es que una vez que el astillero cierre y desaparezca la entidad jurídica subsidiaria eluda su responsabilidad y denunciaron además la "nula voluntad de negociación por parte de la dirección de la empresa".