Soler califica de "buena propuesta" el Plan2000E y se compromete a cofinanciarlo, con una aportación de unos 14 millones

SEVILLA, 14 (EUROPA PRESS)

El consejero de Innovación, Ciencia y Empresa de la Junta de Andalucía, Martín Soler, calificó hoy como una "buena propuesta" el desarrollo del 'Plan2000E', que implica ayudas de 2.000 euros para la adquisición de nuevos vehículos, y se comprometió a cofinanciar con 500 euros esta iniciativa, que podría suponer al Ejecutivo andaluz unos 14 millones de euros aproximadamente.

En declaraciones a los periodistas, Soler explicó que esta medida podría suponer a la Junta una inversión de entre 12 y 14 millones de euros, cifra que dependerá del número de vehículos vendidos. Sin embargo, advirtió que esta cantidad puede ser compensada en las arcas públicas andaluzas con el incremento de la venta de vehículos, a través del Impuesto de Circulación y de Matriculación.

Además, recordó que Andalucía no cuenta en la región con grandes fabricantes de coches, pero sí de componentes, que se verán beneficiados de esta medida al aumentar la producción de vehículos. En este sentido, insistió en que este aumento de ventas, procurará un aumento de la producción y, en consecuencia, una disminución de los expedientes de regulación de empleo (ERE), por lo que "ayudará a dar una mayor confianza al empresariado y al consumidor".

Asimismo, se verá beneficiada de estas ayudas la amplia red de concesionarios con los que cuenta la Comunidad, con unas 30.000 empresas andaluzas dependientes del sector, entre los que se incluyen además talleres o centros de reparación.

El consejero afirmó que las ventas en Andalucía han caído alrededor de un 50 por ciento en el último año, hasta los 35.000 vehículos aproximadamente, por lo que reiteró la relevancia de dar un impulso "especialmente importante" al sector en España, que contará con los mayores incentivos a la compra de vehículos, después de Alemania.

Recordó que el plan se pondrá en marcha con "inmediatez" el próximo lunes e irá dirigido a vehículos de menos de 30.000 euros, con bajas emisiones y donde el coche entregado se destine a achatarramiento.

La propuesta del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio presentada hoy ante las Administraciones regionales pasa inicialmente por una rebaja directa de 2.000 euros al comprar el nuevo vehículo, una cifra que será financiada por parte del Estado y las Comunidades autónomas, ambas con 500 euros, además de los fabricantes, que aportarán los 1.000 euros restantes.