Torre confía en que el Ministerio acepte la propuesta para dar ayudas a la compra de motos, a la que se sumó Cataluña

OVIEDO, 14 (EUROPA PRESS)

El Consejero de Industria y Empleo del Principado, Graciano Torre, expresó hoy su confianza a que el Ministerio de Industria acepte la propuesta del Gobierno asturiano de dar ayudas a la compra de motocicletas. La propuesta fue planteada en una reunión que se celebró en Madrid con el Ministro de Industria, Miguel Sebastián, y los consejeros de las comunidades autónomas.

Según explicó Torre, Cataluña se ha sumado a su propuesta de que "se ponga en marcha un apoyo específico" al sector de las dos ruedas bien sumándose al plan propuesto por José Luis Rodríguez Zapatero bien mediante una ayuda específica. Torre aseguró que este sector tiene su importancia tanto desde el punto de vista de la fabricación como el de los "componentes o distribución". El responsable autonómico aseguró que la reunión de hoy ha sido solo a título informativo, por lo que prefirió esperar a que el Ministerio estudie la iniciativa pero dijo confiar en que "la propuesta sea aceptada favorablemente".

Con respecto a las ayudas para la compra de coches, el responsable regional destacó el hecho de que sea viable acogerse a ellas a partir del lunes día 18. Expresó, en este sentido, su preocupación por la paralización de compradores en los concesionarios asturianos desde que se anunciaron las ayudas.

Torre reiteró que las ayudas a la automoción son una "buena medida" porque se trata de un sector que "no solo tiene actividad donde están las fábricas sino también en el caso de Asturias donde hay productores de componentes o empresas que realizan la primera o segunda transformación de materias primas destinadas al sector de la automoción, además de los propios concesionarios".

En cuanto a la acogida del anuncio por parte de las Comunidades Autónomas, aseguró que "una de las que más protestó fue Galicia", mientras que "Madrid propuso su propio plan que el Ministerio no comparte".

Expresó asimismo las diferencias de otras comunidades como Castilla y León que pidió coordinación, mientras que la Comunidad Valenciana dijo que "se tenía que haber puesto en marcha el plan del Gobierno porque ahora ya tenía el suyo propio". "Hay una división que se puede deducir con bastante facilidad", concluyó el consejero.