Toyota recortará la producción y los salarios en sus plantas británicas

  • Londres, 11 mar (EFE).- La compañía de automóviles Toyota informó hoy de que recortará temporalmente su producción y reducirá los salarios un diez por ciento en sus dos plantas británicas.

Londres, 11 mar (EFE).- La compañía de automóviles Toyota informó hoy de que recortará temporalmente su producción y reducirá los salarios un diez por ciento en sus dos plantas británicas.

En un comunicado divulgado hoy, la empresa indicó que la medida se pondrá en marcha a partir del próximo mes de abril en sus instalaciones de Burnaston, cerca de Derby (norte de Inglaterra), y Deeside (norte de Gales), y durará un año.

La empresa, que emplea a 3.900 personas en Burnaston y a 570 en Deeside, ya recortó 200 puestos de trabajo temporales y presentó la semana pasada un programa de retiradas voluntarias.

Según explicó Toyota, esta medida se decidió tras llevar a cabo amplias consultas con los representantes de los trabajadores.

"Se acordó que la mejor manera de asegurar el empleo a largo plazo es reducir temporalmente las horas laborales y el salario básico en un diez por ciento", agregó la nota.

Durante el año que durará la medida, la empresa se ha comprometido a seguir de cerca la marcha del sector del motor.

"Creemos que las medidas que hemos anunciado nos dará una mayor oportunidad de mantener el empleo a través de este periodo difícil", puntualizó el texto.

Esta decisión coincidió con la reunión que representantes de compañías del motor, banqueros y líderes sindicales celebran hoy en Londres con el viceministro británico de Empresa, Ian Pearson, para evaluar la situación de los fabricantes de automóviles.

El portavoz del sindicato Unite, Peter Tsouvallaris, señaló hoy que los trabajadores recuerdan todos los días "la tremenda inseguridad que esta recesión ha traído a nuestra industria".

"Las propuestas presentadas hoy a la fuerza laboral suponen una oportunidad real de restablecer algo de estabilidad en Toyota en los próximos meses", dijo.

"La prioridad de Unite es asegurar los empleos y dar a nuestros miembros la oportunidad de superar este problema económico manteniendo intactos sus empleos", agregó.

"Una decisión sobre recortes de salarios y horas laborables nunca se toma a la ligera, pero el acuerdo al que hemos llegado con Toyota asegurará que no se perderán los beneficios de nuestros miembros y que estos trabajadores cualificados permanecerán en el trabajo y preparados para cuando llegue el repunte", afirmó Tsouvallaris.

Otras firmas del sector del motor han tomado medidas similares en el Reino Unido, con el recorte de la producción, la congelación de sueldos y la supresión de puestos de trabajo.

Las empresas que suministran partes a las compañías de automóviles también se han visto afectadas por la recesión.