Verheugen, sorprendido por la supuesta entrada de Fiat en Opel

  • Fráncfort (Alemania), 24 abr (EFE).- El comisario europeo de Industria, Günther Verheugen, expresó hoy su "sorpresa" por la supuesta intención de Fiat de hacerse con la mayoría de Opel en tanto que son competidores directos y la italiana está altamente endeudado.

Verheugen, sorprendido por la supuesta entrada de Fiat en Opel

Verheugen, sorprendido por la supuesta entrada de Fiat en Opel

Fráncfort (Alemania), 24 abr (EFE).- El comisario europeo de Industria, Günther Verheugen, expresó hoy su "sorpresa" por la supuesta intención de Fiat de hacerse con la mayoría de Opel en tanto que son competidores directos y la italiana está altamente endeudado.

"Mi primer sentimiento fue de sorpresa", afirmó Verheugen en declaraciones a la emisora de radio Bayerische Rundfunk.

Recordó que Fiat es competidor directo de Opel y "no precisamente el constructor automovilístico europeo al que mejor le va".

El eurocomisario, que implícitamente se suma a la preocupación que ha despertado entre los trabajadores de Opel, fue asimismo escéptico con las conversaciones de Fiat para la compra del estadounidense Chrysler.

"Yo me pregunto de donde sacarán el dinero estas empresas altamente endeudadas para hacer frente a operaciones como de las que estamos hablando", sentenció Verheugen.

Mientras, la plantilla de Opel y sus representantes sindicales reiteraron hoy su oposición a la entrada del constructor italiano en la filial alemana de la estadounidense General Motors.

"Fiat no tiene dinero", dijo el presidente del Comité de Empresa de Opel, Klaus Franx, que pronosticó destrucción de empleo y cierre de plantas si se confirma la compra de Opel por Fiat.

"Fiat tiene una deuda de 14.200 millones de euros y problemas muy serios de liquidez. Y además no logran dinero", destacó Franz.

La situación de Fiat no ha mejorado: El grupo italiano el grupo automovilístico sufrió pérdidas netas de 411 millones de euros y una caída de los ingresos del 25,3 por ciento en el primer trimestre del año, en comparación con el mismo periodo del año pasado.

Los ingresos de la división de negocio más importante de la compañía, la de los automóviles, que comprende marcas como Fiat, Maserati o Ferrari, cayeron un 17,7 por ciento.

La situación de Opel no es sin embargo más halagüeña, pues, a la desastrosa situación de su matriz, se suma una necesidad de capital para salir adelante con sus propios pies de 3.300 millones de euros.

En la misma línea que Franz, el jefe del sindicato IG-Metall, Armind Schild, declaró hoy a la cadena de televisión ZDF que "la unión de Fiat y Opel no será ninguna boda sino una adopción".

Agregó que Opel "no puede emanciparse de una matriz enferma para caer en brazos de otra madre enferma".

Franz destacó que el trasfondo del supuesto interés de Fiat en Opel es la ayuda financiera prometida por el Gobierno alemán a la empresa que rescate Opel a mediados de marzo.

"Quieren con ese matrimonio salvar a Fiat a costa de los contribuyentes alemanes", subrayó el presidente del Comité de Empresa de Opel.

La plantilla del fabricante alemán acogió con gran preocupación la noticia, no confirmada por las empresas protagonistas, de que Fiat esta dispuesta a hacerse con la mayoría de Opel y que el martes próximo sellarán en compromiso con la firma de una declaración.

Según reveló hoy el Frankfurter Allgemeine Zeitung, el presidente de Fiat, Sergio Marchione, se entrevistó la semana pasada en Berlín con el titular de Economía, Karl-Theodor Guttenberg para conversar, entre otros, de las ayudas del estado germano al inversor en Opel.

En declaraciones hoy a ZDF, el ministro afirmó que el Gobierno no ha recibido hasta ahora "ningún concepto industrial por parte de Fiat o por cualquier otro posible inversor".

Insistió en que "el objetivo del Gobierno es salvar el mayor número posible de puestos de trabajo Opel en Alemania".