El Ayuntamiento de Gijón aprueba retirar los honores a Franco y espera que el PP vote a favor de la propuesta

GIJÓN, 14 (EUROPA PRESS)

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Gijón aprobó hoy la 'Propuesta de retirada de honores municipales al dictador Francisco Franco Bahamonde' que será llevada al pleno ordinario de mayo donde será debatida por los tres grupos con representación municipal PSOE, IU-BA-Verdes y PP, por ser el órgano encargado de conceder honores y distinciones. Al respecto, el portavoz del equipo de Gobierno y concejal de Promoción Económica e Innovación, José María Pérez, apuntó que el ejecutivo local espera que las intervenciones del PP estén vinculadas a "aclaraciones legales" y que "finalmente vote a favor de la propuesta".

El edil explicó que la aprobación de la propuesta por parte de la Junta de Gobierno se refiere al artículo 15 de la Ley de Memoria Histórica y que en base a ella se retirarán los honores y distinciones municipales a Franco concedidos el 22 de julio de 1939 --Alcalde Honorario e Hijo Adoptivo-- y el 18 de julio de 1962 --Medalla de Honor de la Ciudad--. Además de "despojar" a Franco de dichos honores, la Junta de Gobierno local propone "requerir a los herederos de Francisco Franco Bahamonde para que devuelvan la Medalla de Oro y cuantos objetos les hayan sido entregados por el Ayuntamiento de Gijón en relación con los mencionados honores".

Pérez, que ofreció la rueda de prensa junto al concejal de IU y tercer teniente de alcalde Jesús Montes Estrada, remarcó que "está más que justificada" la retirada de dichos honores tanto en base a la Ley de Memoria Histórica como para recuperar la normalidad democrática. "Esperemos que estén de acuerdo todos los miembros de la corporación en retirar los honores y distinciones a quienes no respetaron la normalidad democrática hace 70 años", dijo en referencia al alzamiento militar de 1936 y a la represión franquista.

Por su parte, Montes Estrada reseñó que la retirada de las distinciones es "un debate político de fondo". Al respecto, remarcó que el Gobierno local decidió hoy proponer la retirada de dichos honores al principal responsable del levantamiento armado que dio el golpe de Estado "con apoyo de la oligarquía y la Iglesia" frente a un Gobierno elegido "democráticamente".

Asimismo, destacó la "brutal represión" que existió en el caso de Gijón. En este sentido, comentó que tras caer el frente del Norte el 21 de octubre de 1937 se iniciaron las persecuciones y se constituyeron tribunales militares con unos 6.600 procesos judiciales en la ciudad, de los que como resultado hubo 1.330 fusilados y una "brutal represión" desde el 30 de octubre de 1937 hasta finales de 1949.

"La junta empieza con quien fue el gran dictador", apuntó el concejal de Izquierda Unida y miembro del equipo de Gobierno, para quien también hay otra serie de personas a las que habrá que retirar sus distinciones por participar en el levantamiento o en la represión. "Es necesario también quitar distinciones que son un despropósito como la medalla a Fernández Ladreda", apuntó diciendo que se abordarán varios casos para que "de una manera progresiva vayan desapareciendo" dichos honores. "A la Junta de Gobierno no se le ocurre quitar medallas por que se esté muerto", dijo en referencia a la retirada de honores a Franco recordando a otros galardonados que mantienen sus reconocimientos tras haber fallecido. Montes Estrada, incidió en que tras la retirada se debe a "un debate político de fondo".

El concejal reseñó que tanto en 1939 como en 1962, años de las concesiones honoríficas, existía una "grandísima represión en Asturias" y apuntó que "no son temas inocentes". Por ello, Montes Estrada pidió que "en una ciudad como ésta donde todo el mundo es demócrata convencido se rechace la idea de una moción o posición tibia para no entrar en un debate importante que aborda restituir la memoria de quienes se vieron violentados por los golpistas".