Los guardaespaldas de Gisele Bunchen disparan a los periodistas

SAN JOSÉ (COSTA RICA), 6 (OTR/PRESS)

Los famosos hacen cualquier cosa por salvar una exclusiva. Mentir, casarse de noche o hacerlo unos días antes de lo que estaba previsto para coger por sorpresa a los periodistas. Sin embargo la estrategia de la modelo brasileña Gisele Bunchen es algo más contundente.

Según denunciaron varios periodistas que acudieron a cubrir su enlace en Costa Rica, sus guardaespaldas abrieron fuego contra ellos. Según relatan los protagonistas -un periodista de la agencia AFP y otro de la publicación 'Al día'- se encontraban en la calle, a las puertas de la propiedad que la modelo tiene en el país latinoamericano.

Ambos intentaban conseguir una foto de la 're-boda' que Gisele y su marido, el futbolista Tom Brady, iban a celebrar junto a medio centenar de invitados cuando fueron avistados por los guardias de la seguridad privada de la pareja, que decidieron acercarse para identificarles.

En un principio, destaca una información de 'Contactmusic' recogida por otr/press, les solicitaron las tarjetas de memoria de sus cámaras de fotos, algo a lo que los periodistas se negaron, por lo que se inició un forcejeo.

Los fotógrafos corrieron hasta uno de sus coches en donde se refugiaron, intentando que no se les requisara su trabajo, entonces fue cuando los guardaespaldas de la modelo sacaron sus pistolas y dispararon contra el vehículo. "Por muy poco la bala no me dio, he vuelto a nacer", señala uno de los afectados.

Según las fotos publicadas por los periódicos costarricenses, los guardaespaldas de Bunchen dispararon indiscriminadamente contra el vehículo, que en las imágenes aparece con los cristales rotos por el impacto de las balas. Ahora la policía ha abierto una investigación para determinar lo sucedido. Los periodistas han interpuesto una denuncia.

Y mientras todo esto sucedía en la calle, en el interior de la vivienda se celebraba una feliz boda. Según 'People', los novios intercambiaron los votos en una íntima y corta ceremonia. En ella tuvo un papel muy importante John, el hijo que Brady tiene de una anterior relación.

La revista norteamericana explica que la novia, utilizó un vestido largo con un velo de más de tres metros, aunque se desconoce el diseñador que lo ha confeccionado. Además, portó un bouquet de orquídeas blancas como ramo. Por su parte, el deportista vistió un traje gris con chaleco y pantalones blancos.