Un griterío ensordecedor no logra enmudecer el himno de España en el incio de la final de la Copa del Rey

TVE, que retransmitía el encuentro en directo, conectó con Bilbao y Barcelona cuando sonaban los acordes del himno

VALENCIA, 13 (EUROPA PRESS)

La final de la Copa del Rey entre el Athletic y el Barcelona arrancó, como suele ser habitual, con los acordes del himno de España, que se oyó por la megafonía de Mestalla a pesar del griterío ensordecedor que brindaron ambas aficiones.

Había mucha curiosidad por saber cómo iban a responder las dos hinchadas, tanto a la salida al palco de SS.MM los Reyes como cuando sonara el himno nacional. La respuesta fue la esperada durante poco más de 50 segundos: una sonora pitada mientras la cámara de televisión recorría las caras de todos los jugadores alineados aunque Televisión Española, que retransmitía el encuentro en directo, 'tapó' ese minuto con dos conexiones en directo en las ciudades de los dos equipos.

Tras escuchar el himno, las dos aficiones dieron una gran ovación con el fin de animar a sus jugadores que ya estaban dispuestos a comenzar el choque.

Antes de que ambos equipos salieran al terreno de juego, tanto los seguidores del Barcelona como del Athletic no pararon de animar y de ofrecer todo tipo de cánticos. Además se desplegó una pancarta en la zona del Barcelona en la que se podía leer: "We are nations of Europe, Good Bye Spain" --somos naciones de Europa, adiós España-- con un foto de Rajoy y Zapatero en la parte de abajo de la pancarta.