Melilla se adhiere al Plan Prever II aunque no tenga presupuesto "para no perjudicar los melillenses"

MELILLA, 26 (EUROPA PRESS)

El Gobierno de Melilla (PP) anunció hoy que se adhiere al plan Prever II "para no perjudicar a los melillenses" y solicitó al Ejecutivo central la transferencia de las tasas de juego "como compensación" al no tener la competencia por el cobro del impuesto de circulación.

En rueda de prensa, el portavoz del Gobierno melillense, Daniel Conesa, justificó el cambio de opinión de su Ejecutivo al interés porque los ciudadanos que residen en la ciudad española del Norte de África cuenten con las mismas posibilidades que el resto de españoles de otras autonomías que se han integrado en este Plan 2000E y por ello acepta esta medida de estímulo de la compra de automóviles por la que se los compradores de vehículos se ahorrarán 2.000 euros, 1.000 sufragados por los fabricantes, 500 por la Administración Central y 500 por la Ciudad Autónoma.

Asimismo subrayó que en primer lugar se oponían a este plan porque el dinero iba a ser del impuesto de circulación y en Melilla este concepto para la administración autonómica "es cero", porque, como aseveró Conesa, "en la ciudad no se paga este impuesto".

En cualquier caso, finalmente han optado aceptar el ofrecimiento realizado por el ministro de Industria, Miguel Sebastián, aunque le han pedido que a cambio el Estado conceda a Melilla la transferencia de las tasas de juego.

Por último, el portavoz de la Ciudad Autónoma quiso dejar claro que aunque finalmente el Gobierno de la Nación no atienda esta petición, el plan se pondrá en marcha para "no perjudicar a los melillenses", por lo que tendrán que buscar el dinero en otras partidas.