20.- Chávez califica de "locura" las medidas adoptadas en la cumbre del G-20

CARACAS, 3 (EUROPA PRESS)

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, calificó ayer de "locura" las medidas tomadas ayer en la cumbre del G-20 y, de forma particular, criticó la decisión de inyectar un billón de dólares al Fondo Monetario Internacional (FMI) para combatir la crisis financiera internacional.

"¿Qué se podía esperar de allí?, nada. Una Cumbre sin pena ni gloria", lamentó Chávez, en una conversación telefónica con la cadena Venezolana de Televisión. Así, Chávez lamentó la escasa trascendencia de las propuestas y que no se respaldase la creación de una moneda de reserva alternativa al dólar, algo sugerido por las "voces disidentes", como se refirió a los presidentes de Rusia y China, Dimitri Medvedev y Hu Jintao, respectivamente.

En opinión de Chávez, el documento final no tiene en cuenta que la crisis económica se originó en el ambito anglosajón, pese a que varios líderes europeos se habrían quejado en privado de las políticas de Washington.

Respecto a la intención fijada en Londres para regular más y mejor el sistema financiero, el mandatario venezolano denunció que esto es "imposible en el capitalismo, que es mundo financiero internacional, porque se trata de un sistema de control metabólico". En cambio, en Venezuela, agregó, existe un sistema de regulación firme tanto para la banca pública como privada.

"EL CAPITALISMO TIENE QUE HUNDIRSE"

"El capitalismo no tiene salvación, el capitalismo tiene que hundirse y deberíamos tomar el camino de transición hacia un nuevo modelo que es el socialismo", denunció Chávez con la rotundidad que le caracteriza, al tiempo que pidió "quitarle el dios mercado que es el diablo, y darle poder de decisiones políticas verdaderamente democrática a los pueblos".

Para Chávez uno de los "villanos" es el FMI y, por tanto, debería ser eliminado en lugar de darle un lavado de cara. En la misma línea criticó la mayor presencia otorgada a la Organización Mundial del Comercio o las sanciones a los países proteccionistas, porque a su juicio perjudican a los países más desfavorecidos.