Almunia alerta de la "desconfianza" que se generaría si el G-20 no "avanza"

  • San Sebastián, 26 mar (EFE).- El comisario de Economía y Finanzas de la UE, Joaquín Almunia, ha afirmado hoy que la reforma de las instituciones económicas internacionales "tiene necesariamente" que "avanzar" la próxima semana en la reunión del G-20, porque de lo contrario aumentará la "desconfianza" sobre la capacidad de afrontar la crisis.

Almunia alerta de la "desconfianza" que se generaría si el G-20 no "avanza"

Almunia alerta de la "desconfianza" que se generaría si el G-20 no "avanza"

San Sebastián, 26 mar (EFE).- El comisario de Economía y Finanzas de la UE, Joaquín Almunia, ha afirmado hoy que la reforma de las instituciones económicas internacionales "tiene necesariamente" que "avanzar" la próxima semana en la reunión del G-20, porque de lo contrario aumentará la "desconfianza" sobre la capacidad de afrontar la crisis.

Almunia ha participado hoy en San Sebastián en unos encuentros empresariales organizados por la Sociedad de Garantía Recíproca vasca Elkargi, en el que han intervenido también el ex director general del Fondo Monetario Internacional, Michel Camdessus, y el científico navarro Pedro Miguel Etxenike.

El comisario europeo ha abordado en su ponencia las estrategias necesarias para salir de la crisis, entre las que ha destacado la necesidad de "más coordinación a escala global" para asegurar la "convergencia de regulación financiera" y también de supervisión del mercado financiero a nivel mundial.

En su opinión, la adaptación de las instituciones de Brenton Woods a los desafíos actuales es una tarea sobre la que "hay que empezar a obtener conclusiones no el año que viene, ni dentro de dos años, sino la semana que viene en la cumbre del G20 de Londres".

Tras admitir que la cumbre se ha preparado en un momento "complicado" porque la administración de Barack Obama "está aterrizando", Almunia ha alertado de que si el G20 no avanza en la reforma del Fondo Monetario Internacional, cuya capacidad financiera se duplicará, y del resto de instituciones internacionales aumentará la desconfianza sobre la capacidad de afrontar la crisis de manera global" porque se incrementará el riesgo de que "haya países de la periferia, pero muy relevantes en la economía global, que puedan tener serios problemas que afecten aún más a las economías occidentales".

El comisario europeo ha explicado que, además de reforzar la capacidad y reformar la gobernanza de las instituciones de Brenton Woods, los países occidentales deben "evitar la tentación del proteccionismo", sobre lo que ha dicho esperar que el G-20 alcance un "compromiso político fuerte".

Aunque la nueva situación indica que habrá mayor peso del sector público en la economía, Almunia ha alertado del aumento del endeudamiento público, por lo que su actuación no puede basarse únicamente en la inyección de fondos, sino en facilitar una "mejor regulación, una mejor capacidad de crear condiciones para que la economía salga adelante con su propio impulso".

Ha considerado que no se deben "subestimar" las medidas adoptadas hasta el momento "a escala global", pero "dada la dimensión de la crisis hay que hacer más", para lo que ha instado a "utilizar de forma más eficaz los instrumentos de las políticas fiscal, monetaria y financiera".

A su juicio, resulta necesario resolver el problema de los activos "contaminados por la crisis de las 'suprimes' o dañados por la recesión económica", porque mientras no se ofrezca una solución a esta cuestión "no habrá crédito en condiciones razonables".

"El cuello de botella del crédito hay que seguir trabajándolo y eso exige todavía más dinero", ha afirmado el comisario europeo, quien ha agregado que la "contrapartida" debe ser la "reestructuración del sistema financiero".

Además, Almunia ha opinado que, para salir reforzada de la crisis, Europa debe apostar por el desarrollo de las energías renovables, la innovación y la productividad y por alcanzar un "nuevo pacto social" para adaptar el modelo social europeo.