Economía trabaja con su "propio plan" para reestructurar el sistema con el mismo "rigor" que antes

Los sindicatos exigen que cualquier modificación de la Ley de Cajas se haga en el marco del diálogo social

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

El Ministerio de Economía trabaja actualmente con su "propio plan" de reestructuración del sistema financiero español, basado en la moción aprobada en el Congreso de los Diputados el pasado 17 de marzo, y con el mismo "rigor" y la misma documentación con la que lo hacía hasta ahora el anterior departamento, según confirmaron fuentes ministeriales a Europa Press.

"El Ministerio sigue trabajando con el mismo rigor y la misma documentación que antes. No está aprobado nada", subrayaron estas fuentes al ser preguntadas por una posible reforma de la Ley de Cajas, que eludieron confirmar.

Por su parte, la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, indicó hoy al ser preguntada tras el Consejo de Ministros por una reforma de las cuotas participativas de las cajas, que implicaría un cambio de la Ley, que "hay un debate, un análisis sobre los elementos que en los que se está trabajando para completar el apoyo a las entidades financieras".

El diario ABC publica hoy esta información, en la que apunta a una posible reforma de la ley que permitiría liberar de trabas administrativas la compra de una caja por un banco, y que las cuotas participativas tengan derechos políticos, equiparándose a las acciones.

La vicepresidenta también defendió durante su comparecencia tras el Consejo de Ministros que el Gobierno ha emprendido un diálogo con las fuerzas políticas de cara a nuevas medidas de respaldo al sector financiero si es necesario.

De la Vega explicó que, en dicho caso, sería la vicepresidenta segunda y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, la encargada de presentarlas, y eludió dar detalles sobre el contenido de este diálogo.

"Estamos en fase de diálogo con las fuerzas políticas, con la oposición y, hasta que se aprueben las nuevas medidas, la información que se está manejando no deja de ser debate, especulación", dijo de la Vega. La vicepresidenta apostó así por "tenerlo mas avanzado para que sea Salgado quien lo anuncie".

El Ministerio sostiene que sigue trabajando sobre la base de la moción de censura que el Congreso de los Diputados aprobó en marzo para establecer una "hoja de ruta" sobre la reestructuración del sistema financiero español que garantice la "transparencia total" del mismo y minimice los recursos públicos empleados del sistema, rechazando un "proceso indiscriminado" de recapitalizaciones.

DIÁLOGO SOCIAL.

En este sentido, los sindicatos exigen que una posible reforma de la ley se haga en el marco del diálogo social y que se considere a todas las partes implicadas en el proceso. En concreto, CC.OO afirma que la reforma de esta ley debe reestructurar y reordenar el sector pero solucionando los problemas "de manera real" y reforzando su "naturaleza jurídica".

El sindicato, que recordó que durante la reunión que mantuvo el secretario general de CC.OO, Ignacio Fernández Toxo, con la ministra de Economía, Elena Salgado, ya se trató la situación del sistema financiero, sostiene que se haga dentro del diálogo social y con la aportación de todas las partes implicadas para que el sector vuelva a funcionar como hasta ahora.

Por su parte, UGT señala que conceder derechos políticos a las cuotas participativas es una vía para privatizar las cajas, que unido a una reforma de los órganos de gobierno, convierte la modificación de la ley en un asunto de "tanto calado y de tanta trascendencia" que debe llevarse al marco del diálogo social.

A su juicio, si hay que tomar medidas para adecuar el actual modelo a la realidad social, el sector podría estar dispuesto a estudiarlo, pero el sindicato no acepta el hecho de que se haga una reforma que lleve a un menor control de la sociedad en los órganos de gobierno las cajas.