Los países latinoamericanos consideran que el acuerdo del G-20 respalda sus tesis

  • Londres, 2 abr (EFE).- Los países latinoamericanos vieron respaldadas sus tesis en la cumbre del G-20 en Londres en favor de un mayor control del sistema financiero para solucionar una crisis generada en el mundo rico y de la que no se consideran responsables.

Los países latinoamericanos consideran que el acuerdo del G-20 respalda sus tesis

Los países latinoamericanos consideran que el acuerdo del G-20 respalda sus tesis

Londres, 2 abr (EFE).- Los países latinoamericanos vieron respaldadas sus tesis en la cumbre del G-20 en Londres en favor de un mayor control del sistema financiero para solucionar una crisis generada en el mundo rico y de la que no se consideran responsables.

Los países emergentes latinoamericanos que forman parte de este grupo -Argentina, Brasil y México- acogieron con satisfacción el contenido del acuerdo suscrito por los jefes de Estado y de Gobierno, que reconoce explícitamente la necesidad de combatir el proteccionismo como uno de los elementos clave de la recuperación.

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, afirmó que el acuerdo de hoy "es muy importante para la Historia del mundo".

En una conferencia de prensa tras la cumbre en la capital británica, subrayó que esa importancia histórica reside en que por primera vez los países desarrollados y los países emergentes se han sentado en torno a una misma mesa con un objetivo común.

Lula aseguró que en todos sus años de mandato es la primera vez que asiste a una reunión en al que los países ricos y en desarrollo "están en igualdad de condiciones", circunstancia que atribuyó a una crisis global que necesita de una respuesta coordinada.

"Es la primera reunión en la que no se nos ha tratado como si no supiéramos nada", dijo el mandatario brasileño, quien argumentó que esto se debe a que en la actual situación de crisis "nadie tiene certeza de lo que se ha de hacer".

"Ahora ni el FMI lo sabe", añadió.

El presidente destacó que los líderes políticos estuvieron de acuerdo en la necesidad de una regulación del sistema financiero para impulsar el sector productivo y no tanto el especulativo y celebró la decisión de publicar una lista de los países que no cumplen con las normas de la OCDE sobre paraísos fiscales.

"Todo el mundo comprendió la necesidad de finalizar la ronda de Doha para la liberalización comercial, que permita terminar con el proteccionismo de los países europeos, sobre todo en el sector agrícola", añadió Lula, que comparó el proteccionismo con la droga.

"Hay momentos de éxtasis y luego una depresión profunda", dijo.

La presidenta argentina, Cristina Fernández, también se felicitó por los resultados y destacó la importancia de que se publique una lista con los países que no cumplen las reglas de transparencia de la OCDE sobre lavado de dinero y evasión fiscal, algo que, recordó, los países emergentes "pedíamos desde hacía mucho tiempo".

Fernández consideró que el fondo de 1,1 billones de dólares aprobado en la cumbre, y que tiene como principal destinatarios los organismos financieros multilaterales como el Fondo Monetario Internacional (FMI), "significa la expansión monetaria del gasto fiscal para hacer frente a la situación que se está viviendo".

Argentina y Brasil lograron que se excluyera del acuerdo final del G-20 una alusión "al mercado laboral flexible", lo que consideraron una victoria por la mala experiencia que esa práctica ha tenido en sus países, según señaló la presidenta argentina.

Fernández también señaló que las principales economías del mundo parecen haber cambiado su discurso sobre el sistema económico.

"Hasta hace poco tiempo, muchos países defendían a rajatabla que el Estado no podía intervenir" en la economía, mientras que "hoy estos países reconocen que debe haber una regulación para que esto (en referencia a la crisis) no vuelva a pasar", declaró.

"Dos años atrás escuchar esto era impensable", incidió la presidenta, que antes de regresar a Buenos Aires hizo una ofrenda floral ante el busto del general San Martín, libertador de Argentina, en una plaza de Londres, con motivo de cumplirse los 27 años de la ocupación argentina en las islas Malvinas.

Igualmente, el presidente mexicano, Felipe Calderón, expresó su satisfacción por los resultados de la cumbre, especialmente en lo que se refiere a la transformación de las reglas del FMI, que permitirán a México acudir con más facilidad a las líneas de crédito, como la recientemente solicitada de 47.000 millones de dólares.

En rueda de prensa en el aeropuerto londinense de Heathrow antes de emprender viaje de regreso a México y citado por los medios de prensa de su país, el mandatario dijo que la peculiaridad de esa línea de crédito que México puede ejercer "si la necesitara" es que se otorga sin condicionalidad.

Calderón, que puso el colofón a su vista de Estado al Reino Unido participando en la cumbre del G-20, precisó que de acuerdo con las nuevas reglas del FMI y de lo expresado por los líderes del G-20 "esa es una medida preventiva que sustituye de alguna manera la acción tradicional correctiva" del organismo mundial.