Rato valora las medidas del G-20 pero advierte del proteccionismo y de los estímulos

  • Las Palmas de Gran Canaria, 3 abr (EFE).- El ex director del Fondo Monetario Internacional (FMI) Rodrigo Rato consideró hoy acertadas muchas de las medidas adoptadas por el G-20, como dotar de más recursos al organismo que dirigió, pero advirtió del peligro del proteccionismo y de los "paquetes de estímulos" económicos.

Rato valora las medidas del G-20 pero advierte del proteccionismo y de los estímulos

Rato valora las medidas del G-20 pero advierte del proteccionismo y de los estímulos

Las Palmas de Gran Canaria, 3 abr (EFE).- El ex director del Fondo Monetario Internacional (FMI) Rodrigo Rato consideró hoy acertadas muchas de las medidas adoptadas por el G-20, como dotar de más recursos al organismo que dirigió, pero advirtió del peligro del proteccionismo y de los "paquetes de estímulos" económicos.

Rato, en una conferencia sobre "La transformación de la globalización y la crisis financiera" que pronunció en la capital grancanaria, alertó del "grave riesgo" del proteccionismo porque conduciría a un "crack" como el del 29 y consideró "imprescindible" la retirada de los "paquetes de estímulos".

Ello es necesario porque la sociedad tiene que remontar esta situación, pues las políticas monetarias de EEUU y Europa no pueden sostenerse para siempre, si no se quiere entrar en otra crisis con una altísima inflación y con un descontrol de la política monetaria, subrayó.

El ex director del FMI opinó que "a nivel global se están viendo respuestas en la buena dirección" para hacer frente a la crisis, aunque "faltan cosas como la coordinación de políticas monetarias entre las grandes monedas".

Según Rato, "podemos estar satisfechos de lo que hemos visto", en alusión a la cumbre del G-20, pero señaló que cada sociedad tiene que ver cuáles son sus desafíos y realidades en esta transformación de la globalización.

A su juicio, "vamos hacia un mundo distinto, con cambios importantes del sistema económico de los últimos 20 años".

La sociedad necesita entender lo que está ocurriendo y los responsables políticos y económicos deben explicarlo, por lo que es necesario el debate.

No se trata de aguantar esta crisis hasta que vuelva el "buen tiempo", pues se está produciendo una transformación de la globalización, insistió.

Opinó que la globalización ha demostrado que tiene una gran eficacia en la asignación de recursos, pero también en la destrucción de riqueza, del valor de los bancos y de empleo, en este caso de manera muy intensa.

Manifestó que los mercados ya no son nacionales, por lo que protegerlos no sirve como solución.

Abogó por cambios en los mercados de entrada y salida laboral, así como modificar los sistemas de educación y de protección social, "lo cual no es nada fácil, pero sí necesario".

Para Rato, "hay que ser conscientes de que estamos viviendo una transformación del entorno económico, no a peor, pero sí distinto, que exige discusiones domésticas, porque todos los países no son iguales", junto a soluciones globales como la de ayer.

Los gobiernos deben plantear no sólo "paquetes de estímulos", sino transformaciones y advirtió de que con medidas a corto plazo el mundo no volverá atrás porque va hacia otra dirección.

Rato consideró que cumbre de ayer fue muy importante, porque no fue del G-7 sino del G-20, que agrupa al conjunto de la economía mundial, y porque se reconoce que en esta crisis financiera, originada en el centro de países industriales, habrá consecuencias mundiales,

Así mismo, dijo que se ha entendido que las medidas adoptadas por el Banco Central Europeo y la Reserva Federal para inyectar liquidez masiva en el sistema financiero no las pueden llevar a cabo los países emergentes.

La comunidad internacional a través del FMI y los bancos regionales deben dar liquidez a esos países y favorecer el comercio.

Citó como ejemplo el caso de África, que empieza a salir del estado de quiebra y necesita de las políticas de ayuda al desarrollo, así como mantener y acentuar las posibilidades comerciales.

En cuanto a la competencia financiera, alertó de que las ayudas concedidas no pueden distorsionarla porque los bancos que lo han hecho mal están siendo recapitalizados por el Estado y compiten mejor.