Correa dice que la banca está "temblando" por la revisión de la deuda externa

  • Quito, 21 feb (EFE).- El presidente de Ecuador, Rafael Correa, señaló hoy que la banca internacional "está temblando" ante la posibilidad de que otros gobiernos de América Latina emulen su decisión de auditar la deuda externa.

Correa dice que la banca está "temblando" por la revisión de la deuda externa

Correa dice que la banca está "temblando" por la revisión de la deuda externa

Quito, 21 feb (EFE).- El presidente de Ecuador, Rafael Correa, señaló hoy que la banca internacional "está temblando" ante la posibilidad de que otros gobiernos de América Latina emulen su decisión de auditar la deuda externa.

"Si todos los clientes, o víctimas más exactamente, de estos especuladores financieros nos revelamos, el problema es para los especuladores financieros", dijo Correa en su informe semanal de labores.

Correa creó una comisión que investigó los orígenes y uso de la deuda externa de Ecuador, y detectó indicios de ilegalidad en las contrataciones.

El presidente afirmó después que no pagará la deuda considerada ilegítima e instó a otros países a investigar también sus pasivos internacionales.

En ese sentido, destacó que, en la reunión de parlamentarios latinoamericanos realizada esta semana en la ciudad ecuatoriana de Cuenca (sur), se instó a investigar la deuda externa de cada país.

En esa cita se decidió "exhortar a los países latinoamericanos para que investiguen la procedencia jurídica de su deuda externa", por lo que, según Correa, "esta temblado la banca internacional".

En esa reunión se propuso además "impulsar, entre la comunidad internacional, la creación de sistemas de fiscalización financiera y de mercados, con la finalidad de fortalecer y garantizar la eficacia, transparencia, solidaridad y equilibrio de la economía mundial".

Entre las principales resoluciones del foro de Cuenca se incluyen también "la voluntad de traducir la vocación latinoamericana en una mayor integración regional".

Asimismo, se ratificó el interés de los parlamentos de la región en "un nuevo orden mundial más justo y equitativo", y en propiciar que los planes nacionales frente a la crisis "incentiven el mercado interno y el intercambio regional latinoamericano".

La resolución final sugiere a los parlamentos emitir normas para "generar mayor transparencia y claridad en el movimiento de capitales", además de orientar estímulos fiscales hacia los sectores más vulnerables.