Detienen a una madre y un hijo acusados de conceder préstamos engañosos con intereses de más del 20%

VALENCIA, 08 (EUROPA PRESS)

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Valencia a dos personas, madre e hijo, titulares de una financiera que concedía préstamos a buenas condiciones mediante aval hipotecario que, una vez habían firmado los clientes, se convertían en "imposibles de afrontar", ya que les imponían unos intereses superiores al 20 por ciento. En algunos casos las víctimas perdían sus viviendas, de las que los ahora detenidos se hacían beneficiarios, informaron hoy fuentes de este Cuerpo en un comunicado.

Así, agentes del grupo de delincuencia económica en colaboración con agentes de la Comisaría de Burjassot (Valencia), arrestaron entre el jueves y el viernes de la pasada semana en sus domicilios de Valencia, a dos personas --madre e hijo, de 43 y 26 años, respectivamente--, ambos de origen español, como presuntos autores de cinco delitos de estafa y falsificación documental.

Las investigaciones se iniciaron en el mes de septiembre del pasado año, al tener conocimiento los policías de que varias personas podrían haber sido víctimas de una estafa, ya que al parecer habían solicitado un préstamo a una financiera, firmando unas condiciones entre las que se encontraban poner un aval hipotecario, que posteriormente comprobaron que habían sido víctimas de un engaño, ya que las condiciones que realmente tenían que afrontar no eran las pactadas, sino otras "exorbitantes", que les resultaban imposibles de afrontar, por lo que en algunas ocasiones perdían sus viviendas.

Como consecuencia de las investigaciones, los policías pudieron averiguar la identidad de los presuntos autores, una madre y su hijo, que como titulares de una empresa de financiación, se podrían estar dedicando a este tipo de estafa.

Ante tales hechos, los policías establecieron un dispositivo para localizar a los sospechosos, que finalizó cuando ambos fueron detenidos entre el jueves y viernes de la pasada semana, en sus domicilios de Valencia, como presuntos autores de cinco delitos de estafa y falsedad documental.

Los detenidos, fueron puestos en libertad tras ser oídos en declaración, con la obligación de comparecer ante la autoridad judicial.