Diez familias de Barcelona son desahuciadas cada día por impago de alquiler o hipoteca

BARCELONA, 20 (EUROPA PRESS)

Un total de 10 familias son desahuciadas de sus viviendas cada día en Barcelona por su imposibilidad de pagar el coste del alquiler o de la hipoteca, según reveló hoy la abogada e impulsora de la nueva Asociación de Afectadas por Mobbing Inmobiliario, Laia Serra.

Serra aseguró que la crisis tiene un efecto directo sobre los desahucios, que, según la directora del Observatorio de Derechos Sociales DESC, Vanesa Valiño, podrían llegar a la docena algunos días.

La abogada dijo no tener constancia de un efecto directo de la crisis sobre el acoso inmobiliario, pero sí de situaciones paradójicas como una subida de los precios del alquiler por la bajada del precio de la vivienda.

Serra explicó que la entidad, constituida inicialmente por mujeres pero abierta a todos, nace para facilitar la interlocución con el Fiscal Antimobbing y la administración.

La asociación encuentra sus orígenes en la Asamblea contra la Violencia Inmobiliaria en Barcelona, creada hace un año por afectados por el acoso inmobiliario, varios colectivos y activistas y asociaciones de vecinos.

La nueva entidad pretende coordinar acciones contra el 'mobbing' inmobiliario y ofrecer recursos prácticos a personas afectadas por esta situación, a las que quieren dar visibilidad, más allá de casos extremos.

Uno de sus primeros frutos es la creación de un protocolo de buenas prácticas dirigido a asistentes sociales y colegios de administradores de fincas, entre otras instituciones que inciden en el derecho a la vivienda digna, que sintetiza las situaciones y los agravios que pueden sufrir los afectados, explicó Serra, que destacó la poca receptividad judicial, al menos penal, sobre el 'mobbing' inmobiliario.

La Asociación de Afectadas por Mobbing Inmobiliario, de la que ya forman parte aproximadamente una veintena de afectados con causas abiertas, actuará como acusación popular en este tipo de causas, según Serra.

Respecto al título femenino de la asociación, Serra argumentó que detrás de la mayoría de problemas de acoso inmobiliario hay una mujer que es víctima, y, a su juicio, estos problemas tienen "cara de mujer". Añadió que son las mujeres quienes sacan más fuerza para tirar adelante contra el 'mobbing'.