Economía.- El 'agujero' inmobiliario que tendrán que asumir bancos y cajas supera el 10% del PIB, según un experto

"El mundo de ayer se ha acabado, hay que hacer cosas nuevas", afirma el catedrático, que aboga por cambiar el sistema de remuneración BURGOS, 27 (EUROPA PRESS) Xavier Sala i Martín, catedrático de Economía en la Columbia University, cifró hoy en un 10 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) de España el "agujero grande" que se tendrán que "comer" los bancos y las cajas de ahorro de este país por la "avalancha" inmobiliaria que va a venir y por impagos de hipotecas. Este fue el principal mensaje que lanzó Xavier Sala i Martín en la conferencia inaugural de ForoBurgos en la que constató la dependencia del PIB nacional del sector de la construcción, con un 19 por ciento del crecimiento de la economía, y advirtió a los responsables políticos de la necesidad de corregir ese porcentaje hasta situarlo en torno al 4 por ciento, como en otros países. "Tienen que quebrar algunas constructoras e inmobiliarias", sentenció el catedrático, que no dudó en ocultar su "preocupación" ante la política que está llevando a cabo el Gobierno de España, contraria a esta recomendación. Sala i Martín también puso sobre la mesa la dependencia de los bancos y de las cajas de ahorro españolas del sector inmobiliario, circunstancia que definió como una "catástrofe" ya que, según argumentó, las constructoras y el sector inmobiliario deben al sistema financiero español 300.000 millones de euros, el 27 por ciento del PIB. "Y esas cifras no tienen aún en cuenta lo que viene ahora", continuó el catedrático, que recordó que están pendientes de vender muchas promociones inmobiliarias y que en breve se terminará el paro para el millón de españoles en situación de desempleo desde hace un año que tendrán dificultades para pagar sus hipotecas, lo que conforma el "agujero" que se tendrán que "comer" bancos y cajas y que cifró en ese 10 por ciento del PIB. "LA CLAVE ES LA OFERTA" Sala i Martín evidenció también el déficit exterior que sufre España, también en torno al 10 por ciento del PIB, y aseguró que la única alternativa para corregir esta desviación pasa por el incremento de la oferta sin caer en la trampa de bajar los precios. "La clave es la oferta", continuó el catedrático que apeló para ello a aumentar la productividad y la competitividad, siguiendo el ejemplo de EE.UU., un país que, cuando salga de la crisis, saldrá de la crisis "disparado porque son muy productivos". De hecho, continuó, en las dos últimas semanas ya se han visto algunas señales de que EE.UU empieza a ver la luz al final del túnel, a diferencia del caso de España, al que se refirió como "un camión que viene de cara y que conducen Zapatero y Solbes". De este modo, cuestionó Xavier Sala i Martín la opción del Gobierno español por potenciar las políticas de demanda y no las de oferta, como él propone. Entre las recetas que propuso el profesor Sala i Martín para pasar página a la anterior etapa económica -"ya no hay vuelta atrás", aseveró y salir de la crisis destaca especialmente la innovación, pero no en clave de I+D+i como proponen muchos políticos ya que esto sólo supone gasto en investigación. Para Sala i Martín la clave para incrementar la producción en España está en la innovación para lo que hay que tener ideas e implementarlas después en las empresas. En este contexto, explicó que, lejos de lo que se puede pensar, la innovación consiste en "ideas pequeñitas y tontas" que se pueden dar en todos los campos y no sólo en las TIC. Xavier Sala i Martín justificó esta afirmación con dos datos, el 71 por ciento de las grandes ideas con éxito vienen de los trabajadores y no de los departamentos de I+D+i y sólo el 8 por ciento de las ideas empresariales vienen del I+D+i "y, normalmente, no vienen de la financiación previa sino de una petición". NIÑOS CREATIVOS Y CON IDEAS Por todo ello, abogó por crear en España una sociedad que tenga ideas para lo que recomendó un cambio en el sistema educativo que enseñe a los niños a ser creativos y a tener ideas. Sala i Martín también hizo un llamamiento al sistema financiero español ya que, a pesar de ser "muy seguro", tiene "verdadera aversión" a cualquier proyecto que no pase por la construcción de pisos en la Costa del Sol. "El mundo de ayer se ha acabado, hay que hacer cosas nuevas", insistió el catedrático, que recomendó también un cambio en el sistema de remuneración basado en términos de productividad. Sala i Martín terminó su conferencia con un mensaje de optimismo desde el convencimiento de que las grandes reformas sólo se producen después de grandes catástrofes. "Esa es la gran noticia de la crisis", sentenció.