Economía/Finanzas.- Bancos y cajas aplican comisiones "desproporcionadas" a veces por no hacer nada, según Adicae

MADRID, 13 (EUROPA PRESS) Los bancos y las cajas de ahorro aplican comisiones "desproporcionadas" a sus clientes por libretas y cuentas, a veces sin que correspondan a servicios prestados, según denunció hoy la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros (Adicae). "Las comisiones deberían responder a servicios efectivamente prestados, pero las entidades también las aplican por la falta de movimientos o transacciones", dice la asociación, que recomienda a los clientes que las renegocien con sus entidades. Adicae recalca la necesidad de acordar las comisiones con bancos y cajas ya que, por ley, las entidades pueden aplicarlas libremente, siempre que respeten la tarifa máxima establecida en su folleto informativo, por lo que reclama un control más efectivo por parte del supervisor frente a los abusos. La asociación que preside Manuel Pardos denuncia también que "cuánto menos tienes, más pagas", ya que los gastos por comisiones aplicados por las entidades aumentan en mayor medida para los clientes que cuentan con saldos más bajos. "Las cuentas corrientes son el producto bancario más contratado por los usuarios, en cierto modo, un producto impuesto, ya que sin él no son posibles actividades cotidianas como domiciliaciones de nóminas, abonos de recibos o pagos a plazos de préstamos", dice Adicae. "Las entidades no desaprovechan la ocasión para sacarles buena rentabilidad, mientras los ahorros de los consumidores se resienten", insiste, tras precisar que la comisión de mantenimiento, que puede liquidarse al año o al semestre, puede alcanzar los 30 euros anuales. Las entidades cobraban a finales de 2008 un 5,03% más a sus clientes por el mantenimiento y administración de su cuenta de ahorro y un 4,81% más por su cuenta corriente que al cierre de 2007, hasta alcanzar el nivel más alto desde 2005, según los del Banco de España que maneja la asociación. De este modo, las entidades cobraban en julio 18,98 euros de comisión por mantener una cuenta de ahorro y 19,82 euros por mantener su cuenta corriente, casi un euro más de lo que cobraban en diciembre de 2007 (18,07 euros y 18,91 euros, respectivamente) por este concepto. En este sentido, Adicae insiste en que dejar una cuenta a cero no implica su cancelación, sino que al continuar vigente sigue generando comisiones a pesar de su falta de uso y con el paso del tiempo puede provocar una deuda importante sin que el cliente se de cuenta.