Economía/Finanzas.- Cerca de 2,7 millones de residentes en España cerraron 2008 con deudas impagadas

UGT y CCOO se sumarán mañana a la reclamación del Consejo de los Consumidores de crear una Ley de sobreendeudamiento familiar MADRID, 25 (EUROPA PRESS) Cerca de 2,7 millones de personas residentes en España cerraron 2008 con deudas impagadas con bancos, grandes compañías o entidades financieras, después de que la morosidad se multiplicara por cuatro en el segundo semestre de 2008, según datos de la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito (Asnef-Equifax), recogidos en un informe sobre endeudamiento familiar elaborado por el Consejo de Consumidores y Usuarios (CCU). Según datos de este registro, los impagos de préstamos hipotecarios crecieron un 310% en 2008, la morosidad de los créditos personales subió un 91%; la de los préstamos de consumo un 89%, la de los destinados a compras de automóviles, un 85%, y los impagos en operaciones hechas con tarjeta de crédito, un 77%. Asimismo, los descubiertos en cuentas corrientes aumentaron un 53% y la morosidad de los pagos de los recibos telefónicos, un 57%. El CCU recogió estos datos en un dictamen, de 35 páginas, que enviará al Ministerio de Economía y Hacienda, donde incluye una serie de medidas para luchar contra el endeudamiento. La presencia de inmigrantes en los registros de morosos creció un 46% en 2008. Del volumen de deudas impagadas de personas físicas -alrededor de 16.400 millones de euros- unos 130.000 millones correspondían a españoles y otros 3.400 a inmigrantes. El saldo moroso declarado por los particulares españoles aumentó un 50,7%, mientras que el de los inmigrantes se incrementó un 87%. UGT y CC.OO. se sumarán mañana a la lucha emprendida por el CCU contra el endeudamiento familiar, cuya principal reivindicación es el desarrollo "imperioso" de una 'Ley de sobreendeudamiento familiar' para hacer frente al crecimiento del 140% en 2008. Representantes de los grandes sindicatos realizarán mañana una declaración conjunta con la presidenta del CCU, Francisca Sauquillo, así como varios responsables de las asociaciones de consumidores que forman parte del Consejo en apoyo de nueve medidas para luchar contra en el endeudamiento familiar. PARALIZAR LOS EMBARGOS HIPOTECARIOS. Las medidas más destacadas son la paralización de los embargos judiciales hipotecarios y crediticios por parte de las entidades financieras que recibieron parte de los 50.000 millones de euros dispuestos por el Estado y trasladar las bajadas de los tipos de interés del Banco Central Europeo (BCE) a los créditos a interés variable. En los últimos años, el endeudamiento familiar creció sistemáticamente por encima de la renta. El ratio entre ambas variables creció desde el 45% en 1995 ó el 76,7% en 2001, hasta rebasar el 140% en 2008. Este endeudamiento está directamente relacionado con la morosidad, que se triplicó en 2008 alcanzando el 3,8% y previéndose que alcance el 6 ó 7% en 2009. Los últimos datos aportados por el CCU estiman que más de 100.000 familias se encuentran inmersas en procedimientos de ejecución judicial hipotecaria y prevén que esta cifra pueda doblarse durante este año. El CGPJ augura que en 2009 las ejecuciones hipotecarias podrían llegar a 86.681 en 2009 y a 121.006 en 2010.