Economía/Vivienda.- Expertos advierten de que las medidas de fomento al alquiler de Corredor "no van a ningún lado"

MADRID, 19 (EUROPA PRESS) Los expertos convocados por la Comisión de Vivienda del Congreso de los Diputados denunciaron hoy las 'lagunas' del proyecto de Ley de medidas de fomento del alquiler de viviendas y la eficiencia energética de los edificios y advirtieron de que "tal y como está prevista, no se va a ningún lado", por lo que urgieron a corregirla. Así se expresó en primer lugar el jurista Daniel Loscertales, quien remarcó que no hay leyes "más sociales" que aquellas que se refieren a la vivienda, y señaló que es "una pena" que no se haya planteado un texto refundido de la Ley de Arrendamientos Urbanos de 1994, en lugar de plantear una serie de reformas parciales que no resuelven la complejidad del sistema jurídico. La reforma de la Ley de Arrendamientos Urbanos presentada por la ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, y aprobada por el Gobierno a finales de 2008, cambia el artículo 9 de la norma planteando que cuando el propietario crea que va a necesitar su vivienda antes de cinco años, la pueda recuperar si la precisa para él, para sus hijos o sus padres, eso sí, siempre que lo especifique en el contrato. Loscertales arremetió duramente contra este punto, ya que "nadie sabe cuál va a ser su futuro" cuando redacta los contratos, y advirtió a los portavoces de que por reducir a tres o incluso un año este plazo "no pasa nada". "No puede ser que el arrendamiento dure eternamente", señaló el experto, quien por otro lado aplaudió que se reduzcan los plazos de preaviso a un mes. A su juicio, señaló que "ha habido abusos siempre", pero incidió en que esta norma no pondría en riesgo a los inquilinos que cumplen con los contratos. "Si un arrendador encuentra un arrendatario que le cuida la casa y le paga la casa, tiene una mina", aseveró. UNA REFORMA QUE NO SE ENTIENDE Asimismo, defendió la necesidad de garantizar la libertad de pactos en los contratos para la compra de la vivienda que, en su opinión, "está mucho peor" con la norma actual que con la de 1964, lo que explica que el mercado del alquiler siga anclado en niveles de hace más de dos décadas, con el 9% del total del sector de la vivienda. También arremetió contra la complejidad del propio texto del proyecto legislativo que, aseguró, supone una reforma de la ley que "nadie sabe lo que quiere decir". "Las leyes tienen que ser sencillas para evitar abusos", sentenció. Respecto a la Ley de Enjuiciamiento Civil, también en trámite, para agilizar los desahucios, Loscertales señaló que "mientras los juzgados no funcionen como dios manda, los procesos judiciales no se van a acelerar". EL ARRENDADOR NO PUDE CARGAR CON "MISERIAS". En línea similar se expresó el abogado y ex diputado de CiU, Santiago Martínez Saurí, quien exigió una "legislación contundente" y un esfuerzo de los jueces para que se cumpla a rajatabla la ley sin las que las medidas del Ejecutivo para impulsar el alquiler "serán inútiles", y llegó a lamentar la falta de medios y de diligencia extraordinarias de los juzgados a la hora de plantear los desahucios. Martínez Saurí también inició que la restricción de la libertad de pactos en la legislación española ha sido nociva, pues ha conducido a una desproporción de las viviendas para vender y no para alquiler. El ex parlamentario nacionalista concluyó lamentando el "drama" de los impagos, y advirtió de que se trata de un tema que afecta a toda la sociedad. "Cuando un arrendatario no puede pagar sus rentas por la miseria no puede ser el arrendador el que asuma toda la carga de esta miseria, sino toda la sociedad la que tiene que ayudar a ese desgraciado", remachó.