El acceso a la vivienda mejorará en 2009 por la reducción de precios y del Euríbor, aunque empleo y crédito frenarán la tendencia

El Observatorio Inmobiliario de Caixa Galicia prevé que la carga de un crédito sobre la renta de una familia baje este año al 30%

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 7 (EUROPA PRESS)

El acceso a la vivienda mejorará este año como consecuencia de la bajada de precios registrada a finales del pasado ejercicio y la reducción del Euríbor hasta niveles de 2005, aunque estos factores se verán frenados por las malas expectativas del empleo y la contracción del crédito, según se recoge en el informe del Observatorio Inmobiliario de la Fundación Caixa Galicia correspondiente al cuarto trimestre de 2008.

El estudio que edita el Centro de Investigación Económica y Financiera de la entidad también prevé una "mejora sustancial" en ese acceso a la vivienda derivada de la disminución de la carga que un crédito suponía para la renta de una familia de un solo salario que, si el año pasado representaba el 60 por ciento y el 40 por ciento de su salario ponderado, en 2009 caerá al 30 por ciento de los ingresos brutos.

No obstante, el Observatorio Inmobiliario advierte de que sería necesario que los precios de la vivienda se redujeran entre un 20 y 25 por ciento más para conseguir estimular la demanda del mercado.

El informe del cuarto trimestre de 2008 concluye, además, que en Galicia la evolución de la construcción ha sido más favorable que en el conjunto del Estado, al registrarse un descenso del 1,7 por ciento en el valor añadido y una pérdida de 30.000 trabajadores en los diez primeros meses del año pasado.

El Observatorio Inmobiliario apunta que la contracción de la construcción en España en la segunda mitad del año, que finalizó con una caída de la producción del 8 por ciento y una reducción de 231.000 puestos de trabajo en el cuarto trimestre, de forma que se sumaron 145.000 parados más que en los tres meses anteriores. El peso de este sector en la formación bruta de capital fijo español disminuyó casi un 3 por ciento.

UN 60% DE VISADOS MENOS

Durante los diez primeros meses de 2008 se concedieron visados de inicio para 232.000 viviendas, un 60 por ciento menos que el año anterior, mientras que el crédito a las familias para la adquisición de una vivienda se elevó hasta el 5 por ciento en ese periodo frente al mismo del año anterior. Precisamente, el cuarto trimestre de 2007 se mantenía en un 14,6 por ciento.

El Observatorio Inmobiliario también señala que en los diez primeros meses de 2008 la rebaja del precio del dinero no se trasladó plenamente al coste de los créditos inmobiliarios, que cerró el año con un tipo medio del 5,891 por ciento, un total de 2,439 puntos sobre el Euríbor de ese mismo mes.

Respecto a la demanda, el informe indica que las transacciones realizadas reflejaron descensos que oscilaron entre el 13 por ciento de la vivienda nueva y el 40 por ciento de la usada. Los precios medios de tasación comenzaron a caer en la segunda mitad de 2008, de forma que al final del cuarto trimestre se registró un descenso del 3,7 por ciento interanual en la vivienda usada y del 2,3 por ciento en la nueva.

Asimismo, esta entidad apunta que la licitación de viviendas nuevas continuó cayendo, pese a que aumentó al oficial, que se incrementó un 20 por ciento en términos reales el año pasado. No obstante, si bien la oferta disminuía, la demanda de vivienda "no ha tocado fondo", según subraya el informe, y, aunque los precios se contuvieron, el encarecimiento del crédito empeoró "ligeramente" el acceso a la vivienda el año pasado.

Por ello, los expertos de esta entidad prevén que aunque el tipo hipotecario debe reducirse considerablemente en 2009, "no será suficiente" para recuperar la demanda y los precios continuarán cayendo este ejercicio.

CIUDADES GALLEGAS

Los visados cayeron un 28 por ciento interanual en los tres primeros trimestres de 2008, una proporción inferior a la registrada en el conjunto de la comunidad --cuya reducción fue del 47,6 por ciento--. Las ciudades de Santiago y Ourense elevaron el número de visados, mientras que Ferrol, Vigo y A Coruña contaron con los menores ratios.

Las transacciones disminuyeron en conjunto un 25 por ciento, por encima de la media gallega --21 por ciento--, al alcanzar el 38,5 por ciento de descenso en el mercado de vivienda usada. Esos descensos oscilan entre el 64 por ciento en Ferrol y el 2,5 por ciento en Ourense. En el caso de la vivienda nueva, ese recorte es mucho menor --14,3 por ciento--, aunque se elevó en Vigo y Santiago un 12 y 3 por ciento, respectivamente.

Asimismo, los precios medios aumentaron --sólo se redujeron en las áreas de Vigo y Ourense-- y provocaron tasas de inflación importantes en Lugo y Santiago, del 13,6 y 8,6 por ciento, respectivamente.