ÚLTIMA HORA 13:51 Un avión con medio centenar de pasajeros se estrella en el norte de Pakistán al poco de despegar

El consejero delegado de Bank of América cree que la crisis tocará fondo este año

  • Nueva York, 2 abr (EFE).- El consejero delegado de Bank of America, Ken Lewis, cree que la economía estadounidense tocará fondo durante el segundo semestre de este año, que "va a ser duro para todas las instituciones financieras" y que iniciará su recuperación al comienzo de 2010.

El consejero delegado de Bank of América cree que la crisis tocará fondo este año

El consejero delegado de Bank of América cree que la crisis tocará fondo este año

Nueva York, 2 abr (EFE).- El consejero delegado de Bank of America, Ken Lewis, cree que la economía estadounidense tocará fondo durante el segundo semestre de este año, que "va a ser duro para todas las instituciones financieras" y que iniciará su recuperación al comienzo de 2010.

"Cuando uno observa señales mixtas (sobre la evolución de la economía) quiere decir que se está acercando el fondo", aseguró hoy Lewis en una entrevista concedida a la cadena de televisión de información financiera CNBC, a la que aseguró que de aquí a un año "estaremos saliendo de ésta".

Destacó que los datos de venta de viviendas en Estados Unidos están empezando a mejorar y que los de ventas de vehículos no están siendo tan malos como se preveía, por lo que, en su opinión, los problemas económicos actuales empiezan a parecerse más a una "típica recesión", que a "una caída libre".

Respecto a la delicada situación de la entidad que dirige, dijo confiar en que el Gobierno estadounidense no le pedirá que aumente aún más su capital y que el banco seguirá trabajando con sus clientes para evitar nuevas ejecuciones hipotecarias.

"A nadie le convienen las ejecuciones. Son malas para todo el mundo y especialmente devastadoras para las comunidades", explicó Lewis.

Añadió que "ansía" devolver cuanto antes parte de los fondos que el Gobierno ha inyectado en su capital para que éste pueda sanear sus cuentas y reconoció que fue un "error" suyo aceptar 20.000 millones de dólares de fondos públicos, mientras el banco cerraba la polémica adquisición de Merrill Lynch y después de haber recibido ya 25.000 millones.

El directivo quiso aclarar durante la entrevista que no aceptó esa segunda inyección de capital público sólo para financiar la adquisición de Merrill Lynch, sino también para proteger al banco de un progresivo empeoramiento de las condiciones de la economía.

Además, insistió en que tanto esa compra como la de Countrywide -que también se encontraba al borde de la bancarrota- "se demostrarán como dos de las mejores compras que hemos hecho, si se nos juzga pasados dos o tres años, y no dos o tres meses".