El Estado británico aumenta hasta el 65 por ciento su participación en Lloyds

  • Londres, 7 mar (EFE).- El Estado británico aumentará su participación en el Lloyds Banking Group desde el actual 43 por ciento hasta el 65 por ciento, confirmó hoy el propio banco.

El Estado británico aumenta hasta el 65 por ciento su participación en Lloyds

El Estado británico aumenta hasta el 65 por ciento su participación en Lloyds

Londres, 7 mar (EFE).- El Estado británico aumentará su participación en el Lloyds Banking Group desde el actual 43 por ciento hasta el 65 por ciento, confirmó hoy el propio banco.

Como parte del acuerdo entre el Tesoro y la entidad, el Estado garantiza 260.000 millones de libras (casi 290.000 millones de euros) de activos tóxicos del banco (deudas incobrables y activos de riesgo), en aplicación de su Programa de Protección de Activos.

Asimismo, la entidad abrirá el grifo del crédito con 28.000 millones de libras (31.175 millones de euros) que se pondrán a disposición de empresas y particulares durante los próximos dos años.

Lloyds se vio obligado a buscar ayuda estatal como consecuencia de su fusión con Halifax Bank of Scotland (HBOS), que recientemente informó de unas pérdidas de cerca de 11.000 millones de libras (12.250 millones de euros).

En una operación apoyada por el Gobierno, Lloyds adquirió el pasado enero HBOS para evitar el colapso de ese grupo bancario.

Este viernes, Lloyds Banking Group resultó uno de los grandes ganadores en la Bolsa de valores de Londres, donde los inversores acogieron con entusiasmo un acuerdo con el Estado que puede limitar las posibles pérdidas de la entidad.

La semana pasada fue el Royal Bank of Scotland (RBS) el que puso bajo protección oficial activos tóxicos por un importe de 325.000 millones de libras (364.000 millones de euros).

El pasado 19 de febrero el Ejecutivo de Gordon Brown anunció la puesta en marcha del Programa de Protección de Activos con el fin de garantizar las inversiones y deudas tóxicas de los bancos para que puedan reanudar los niveles normales de concesión de créditos.

Al acogerse al plan, las entidades deben informar al Estado de cuánto esperan perder por culpa de sus activos tóxicos, y el Tesoro puede asegurar hasta un 90 por ciento de las pérdidas adicionales previstas.