El registro de marcas batió el récord en 2008 pero se prevé que la crisis le afectará

  • Ginebra, 10 mar (EFE).- El registro internacional de nuevas marcas comerciales, a través de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), registró un nuevo récord en 2008 con un total de 42.075 solicitudes, pero la crisis económica hace prever un descenso de su ritmo de crecimiento.

El registro de marcas batió el récord en 2008 pero se prevé que la crisis le afectará

El registro de marcas batió el récord en 2008 pero se prevé que la crisis le afectará

Ginebra, 10 mar (EFE).- El registro internacional de nuevas marcas comerciales, a través de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), registró un nuevo récord en 2008 con un total de 42.075 solicitudes, pero la crisis económica hace prever un descenso de su ritmo de crecimiento.

Sobre una base de comparación anual, el aumento fue del 5,3 por ciento el año pasado, aunque con una clara diferencia entre un primer semestre vigoroso, con una progresión de registros del 6,9 por ciento, y un segundo semestre en el que hubo una notoria ralentización (3,9 por ciento), según explicó el director general de la OMPI, Francis Gurry.

Por titulares de registros, Lidl (Alemania) llegó a las 216 solicitudes internacionales y fue la empresa con el mayor número a nivel mundial.

Le siguieron la suiza Nestlé, Henkel y Boehringer Ingelheim, ambas alemanas, la farmacéutica Novartis, también Suiza, y Janssen Pharmaceutica, de Bélgica.

Este sistema permite que con una solicitud presentada ante una instancia nacional se realice el registro de una marca en cualquiera de los 84 países participantes, según el interés del solicitante, con lo que sus derechos de propiedad intelectual quedan protegidos.

Actualmente, hay cerca de 500.000 registros internacionales en vigor.

No obstante, en las actuales condiciones de recesión de la economía mundial es previsible que "haya menos registros de marcas y nuevos productos o procesos", reconoció Gurry.

Alemania fue, por décimo año consecutivo, el país donde se presentaron más solicitudes de registro, seguido de Francia y Estados Unidos.

En tanto, China fue la nación para la que se pidió el mayor número de registros, con Rusia y Estados Unidos, en segundo y tercer lugar, respectivamente.

El responsable de la OMPI explicó que China ocupó el primer lugar entre los países en los que interesa que un registro de marca tenga efecto porque "todos quieren estar en el mercado chino".

Consideró que la segunda posición ocupada por Rusia refleja "su creciente integración en la economía mundial".

El coste promedio para un registro es de 3.700 dólares, precisó Gurry en una conferencia de prensa en Ginebra.

Sobre los efectos que la crisis tendrá en su organización, que financia el 93 por ciento de sus actividades con las tarifas de sus servicios, refirió que "hay pocas dudas de que habrá un impacto negativo".

Pronosticó una reducción de ingresos, aunque dijo que por ahora es difícil ir más allá de esa deducción porque dependerá "de la duración y la dirección que tome la recesión".