Eliot Spitzer compra un edificio de oficinas cerca de la Casa Blanca

  • Nueva York, 6 mar (EFE).- El ex gobernador de Nueva York Eliot Spitzer, que dimitió del cargo en marzo pasado tras aparecer vinculado a un servicio de prostitutas de lujo, compró un edificio de oficinas cerca de la Casa Blanca, informa hoy The Wall Street Journal.

Eliot Spitzer compra un edificio de oficinas cerca de la Casa Blanca

Eliot Spitzer compra un edificio de oficinas cerca de la Casa Blanca

Nueva York, 6 mar (EFE).- El ex gobernador de Nueva York Eliot Spitzer, que dimitió del cargo en marzo pasado tras aparecer vinculado a un servicio de prostitutas de lujo, compró un edificio de oficinas cerca de la Casa Blanca, informa hoy The Wall Street Journal.

Spitzer, quien fuera también durante años fiscal del estado de Nueva York, ha adquirido por 180 millones de dólares un edificio de 13 plantas ubicado en Washington, a través de la compañía inmobiliaria de su padre, Bernard, según el rotativo.

La operación forma parte de una progresiva reaparición de Spitzer en la vida pública después del escándalo que suscitó el conocerse, hace un año, que había utilizado en diversas ocasiones los servicios de una agencia de prostitutas.

El ex gobernador dimitió a mediados de marzo del pasado año después de ser identificado como el "cliente número 9" de la red Emperors Club VIP.

Los Spitzer han adquirido el edificio a la firma privada de inversión Broadway Partners, que lo compró a finales de 2006 por 209 millones de dólares.

Se da la circunstancia de que la edificación está ubicada a una manzana de distancia del hotel Mayflower, que según la prensa estadounidense utilizó Spitzer para algunos de sus encuentros sexuales.

Durante una entrevista con el rotativo neoyorquino Spitzer se declaró optimista en cuanto a las perspectivas del mercado inmobiliario, un ámbito de negocio que conoce bien su padre.

"Somos optimistas", declaró el ex político y afirmó que en la actualidad se está afrontando un obstáculo "tanto psicológico como económico".

El negocio inmobiliario de los Spitzer incluye algunas importantes propiedades en Nueva York y el padre construyó varios de los mayores y más lujosos edificios de apartamentos en Manhattan, recuerda el diario financiero.