Junta niega restricción en la financiación a los promotores de vivienda y asegura que sólo se deniegan un 5% de créditos

SEVILLA, 15 (EUROPA PRESS)

El consejero de Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Espadas, negó que exista una restricción del crédito a los promotores inmobiliarios aunque sí reconoció cierta "ralentización" en la decisión de las entidades financieras de conceder créditos a los proyectos, tras lo que aseguró que más de la mitad de promociones de viviendas de vivienda protegida calificadas en 2007 y 2008 obtuvieron financiación y "apenas se está denegando un cinco por ciento de los créditos que se están presentando".

Durante la inauguración de la IV Feria del Suelo, la Urbanización y la Vivienda, Surban 2009, Espadas resaltó que en esta edición de la feria los esfuerzos se deben concentrar en una revisión y un cambio de modelo en el sector "para que vuelva a convertirse en los próximos años de nuevo en un sector que tiene que aportar mucho a la riqueza de Andalucía, pero que lo hará con parámetros distintos apostando mucho más por la calidad del modelo constructivo, por su sostenibilidad y por aspectos como la rehabilitación, procurando un modelo más compatible con el medio ambiente y más eficiente".

Consideró que existen "elementos suficientes" para plantear que "estamos ante el inicio del cambio de modelo en el sector", aunque reconoció que la actual crisis financiera deriva en una restricción del crédito "para todos los sectores, incluida la construcción".

No obstante, apuntó que la normalización crediticia "se está produciendo ya, aunque reconoció que existe una "falta de agilidad en los créditos a los promotores, que en años anteriores se movían en un modelo de expansión del sector de la construcción, que ha vivido de generar una oferta de vivienda muy potente sobre la base de una liquidez y unos créditos fácilmente conseguibles, pero ese modelo ha terminado".

Espadas reconoció que en los nuevos planes y normas sobre vivienda el apoyo financiero es un elemento "fundamental", por lo que apuntó que ese apoyo "es más lento de lo que nos gustaría", de forma que "se ralentiza el estudio de los proyectos para respaldarlos o no con créditos a los promotores".

Sobre la financiación, Espadas precisó que un 50 ó 55 por ciento de promociones calificadas en 2007 y 2008 obtuvo apoyo financiero, aunque sí apuntó que en los últimos meses de 2008 y los primeros meses de 2009 se está registrando una ralentización" en la decisión de las entidades financieras de apoyar una determinada promoción o no.

En ese sentido, aseguró que se están denegando un cinco por ciento de los créditos de promociones que se están presentando, pero reconoció que "las entidades tardan más tiempo en aceptar una operación".

Espadas espera que en los próximos meses se entren en plazos inferiores para la obtención de los créditos y, en ese sentido, anunció que en las próximas semanas y dentro del conjunto de nuevas medidas económicas que la Junta plantea frente a la crisis apoyará y respaldará a las empresas que presenten proyectos de VPO en su relación con las entidades financieras.

"No hemos bajado la guardia en el trabajo con las entidades financieras y lo saben los promotores", añadió Espadas, quien hizo un llamamiento a los promotores que obtengan calificaciones favorables para que estén en contacto permanente con la Junta para analizar la viabilidad de sus operaciones con las entidades financieras

PAPEL DE EPSA COMO "AGENTE FINANCIERO"

El consejero explicó que actualmente se está trabajando de forma "artesanal" con las entidades financieras, determinando tipos de promociones, lugares donde hay demanda de VPO y existen dificultades a la hora de obtener financiación "analizando incluso caso por caso".

De esta forma que la Empresa Pública del Suelo (EPSA) se está convirtiendo "en ciertos momentos" en "puente de garantía y corresponsabilidad entre el promotor y la entidad financiera", ya que, según explicó, con los suelos que EPSA busca en el mercado para el sector "llegamos a acuerdos con entidades financieras para que la empresa pública sea agente financiero y respalde a determinados promotores que no podían arrancar sus promociones por dificultades de crédito".

Espadas destacó el hecho de que los promotores "están dispuestos a hacer vivienda protegida y actualmente el 75 por ciento de promociones de VPO en Andalucía son de empresarios privados, y eso no era así hace unos años".

De esta forma, tras recordar que en 2008 se calificaron 14.000 VPO en Andalucía "que es el mejor dato en calificaciones desde 2002", recordó que hay tres provincias andaluzas --Sevilla, Cádiz y Almería-- entre las primeras diez provincias con mayor número de solicitudes de VPO de España, y destacó que la Junta registró en el primer trimestre un total de 5.164 calificaciones provisionales de VPO tanto en venta como en alquiler, lo que supone duplicar las cifras en el primer trimestre de 2008, cuando obtuvieron este tipo de permiso 2.799 VPO.

Por ello, destacó que la Junta "estará al lado de los promotores privados, que tienen ahora una oportunidad histórica para consolidar las empresas y dediquen su actividad a la construcción de VPO".

"El sector está activado, sólo necesita recuperar la normalidad crediticia, y en el momento en que empiece a dar síntomas y muestras el compromiso de las entidades, se podrá ir recuperando el riesgo y se irán otorgando créditos", agregó Espadas, quien apuntó la necesidad de una "revisión en profundidad" de la vivienda libre, que se activará "cuando los precios estén en su nivel de lógica de mercado".

REGISTROS MUNICIPALES Y LEY DE VIVIENDA

Tras mostrarse optimista con el futuro del sector, recordó instrumentos como la Ley de Derecho a la Vivienda o los registros municipales de vivienda, que servirán para "dinamizar" el sector, de forma que el espera que el proyecto de Ley de Vivienda se apruebe "en dos o tres consejos de gobierno", para después llevarlo al Parlamento andaluz, mientras que el decreto que desarrolla el registro de demandantes en los municipios se está ultimando "para que los consistorios puedan empezar a finales de año a efectuar convocatorias públicas para que los ciudadanos que reúnan los requisitos puedan ser los primeros inscritos en esos registros".

Recordó que en 2010 los ayuntamientos deberán culminar sus planes municipales de vivienda, algo que, según reconoció "no se consigue de la noche a la mañana, pues implica muchas decisiones por parte de ayuntamientos y otras instituciones y organismos".

Sobre los embargos de viviendas, Espadas precisó que suponen "la expresión del sobredimensionamiento del sector en estos últimos años al considerar la vivienda como producto de inversión", aunque reconoció que su mayor preocupación son los casos de primeras residencias "aunque en esos embargos hay mucha segunda residencia".

"El parque de viviendas tiene que salir para normalizar el sector y así se puedan generar nuevas promociones, porque, de lo contrario, los bancos verán en el sector un lastre", aseveró el consejero, quien destacó la implicación de la Junta y el Ayuntamiento en Surban "en un año que sabíamos que iba a ser difícil y complicado", tras lo que definió esta decisión como "el Surban del cambio, más que de la crisis, del cambio de modelo que se producirá en los próximos años".