La caída de viviendas hipotecadas se aceleró en enero en Baleares hasta el 36 por ciento, con 1.442 inmuebles

PALMA DE MALLORCA, 26 (EUROPA PRESS) El número de hipotecas constituidas sobre viviendas ascendió a 1.442 el pasado mes de enero en Baleares, lo que supone una caída del 36 por ciento respecto a hace un año, según la estadística de hipotecas publicada hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE). De acuerdo con los datos del organismo estadístico, el importe medio de las hipotecas sobre viviendas en Baleares bajó un 16,5 por ciento en el primer mes del año respecto a enero de 2008, hasta situarse en 150.199 euros, frente a los 179.885 euros del año anterior. El capital prestado para este tipo de hipotecas ascendió a 216 millones de euros, con un descenso del 46,5 por ciento sobre el ejercicio 2008. Teniendo en cuenta el total de fincas (rústicas y urbanas), el importe medio por hipoteca constituida en Baleares se situó en 154.055 euros en enero, con una descenso del 24,2 por ciento respecto al mismo mes de 2008. Durante el primer mes del año se firmaron en las islas 2.417 hipotecas sobre fincas rústicas y urbanas, un 31,3 por ciento menos que en enero de 2008, mientras que el capital prestado bajó un 48 por ciento, hasta los 372 millones de euros. DESCENSO GENERALIZADO EN LAS CC.AA. Por comunidades autónomas, Murcia, con 449, fue la región que concentró un mayor número de fincas con hipotecas constituidas en enero por cada 100.000 habitantes. Todas las comunidades presentaron variaciones interanuales negativas en el número de fincas hipotecadas por cada 100.000 habitantes, siendo la caída más elevada la de Castilla-La Mancha (-63,4%) y la menor la de La Rioja (-4%). Madrid y Navarra registraron el mayor importe medio hipotecado, con 219.242 euros y 202.079 euros, respectivamente. Las comunidades que experimentaron una mayor tasa de variación interanual positiva fueron Castilla-La Mancha (+24,5%) y Murcia (+22,7%). Entre las regiones con tasas de variación negativas, las más elevadas fueron las de Asturias (-25,4%) y Baleares (-24,2%). Las comunidades que registraron el mayor número de cambios en las condiciones de las hipotecas en enero por cada 100.000 habitantes fueron Comunidad Valenciana (218) y Castilla-La Mancha (193). Murcia, Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha, Cantabria y La Rioja fueron las que experimentaron el mayor número de hipotecas canceladas por 100.000 habitantes, con 163 cancelaciones por cada 100.000 habitantes en todos los casos.