La Caixa adquiere promociones congeladas por la crisis para vivienda social

  • Barcelona, 1 abr (EFE).- La Fundación "la Caixa" ha decidido ampliar su programa de vivienda asequible con mil nuevos pisos que se construirán en solares comprados a empresas inmobiliarias de toda España que se han visto obligadas a congelar promociones debido a la coyuntura económica.

La Caixa adquiere promociones congeladas por la crisis para vivienda social

La Caixa adquiere promociones congeladas por la crisis para vivienda social

Barcelona, 1 abr (EFE).- La Fundación "la Caixa" ha decidido ampliar su programa de vivienda asequible con mil nuevos pisos que se construirán en solares comprados a empresas inmobiliarias de toda España que se han visto obligadas a congelar promociones debido a la coyuntura económica.

Según ha dicho hoy en rueda de prensa el director general de la Fundación "la Caixa", Jaume Lanaspa, "la crisis es un momento de dificultades, pero también de oportunidades", en referencia a la posibilidad de reactivar promociones congeladas y traspasar su gestión a la Obra Social para facilitar a los ciudadanos el acceso a una vivienda.

La Caixa destinará 150 millones de euros al proyecto, con los que construirá en los próximos cuatro años mil nuevos pisos de alquiler destinados a familias.

De esta manera, el programa de Vivienda Asequible se abre a un nuevo segmento de población, ya que hasta ahora sólo podían acceder los menores de 35 años y los mayores de 65.

"Nuestra obligación es identificar necesidades sociales y ofrecer soluciones", ha dicho Lanaspa, que ha aclarado que cuando se puso en marcha el proyecto su objetivo era "facilitar la emancipación de la gente joven y el acceso a una vivienda digna para las personas mayores", y ahora pretende "llegar a otros segmentos de la sociedad afectados por la crisis".

En consecuencia, el millar de nuevos pisos se destinarán a "personas de cualquier edad con bajos niveles de renta, especialmente familias", según ha aclarado el consejero delegado de Vivienda Asequible de la Obra Social "la Caixa", Jaume Cabré.

Los pisos tendrán un mínimo de 60 metros cuadrados, con dos o tres habitaciones, plaza de aparcamiento y trastero, para que sean adecuados para familias.

La primera promoción serán 150 pisos que se construirán en Sentmenat (Barcelona) y que se alquilarán por "unos 525 euros al mes, por debajo del máximo permitido para los pisos de promoción oficial, que es de 880 euros", según Cabré.

Además, los beneficiarios de estas adjudicaciones tendrá opción de compra al cabo de diez años y parte del alquiler contabilizará como pago del precio del piso.

Estas viviendas tendrán un precio de 145.000 euros, "por debajo de los 200.000 euros que valen los pisos de protección oficial, y muy por debajo de 400.000 euros del precio de mercado", según Cabré.

Las condiciones para acceder a estas viviendas serán semejantes a las de los pisos de protección oficial, es decir, unos ingresos máximos de 5,5 veces el valor del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM).

Tampoco podrán acceder las personas con ingresos excesivamente bajos porque el alquiler no podrá ser superior al 30 por ciento de los ingresos del beneficiario, aunque esta condición se podrá sustituir por un aval.

Estos mil pisos destinados a familias vienen a sumarse a las 3.000 viviendas para gente joven y personas mayores que la Obra Social "la Caixa" se comprometió a construir entre el 2004 y el 2012.

De estas 3.000 viviendas, ya se han entregado 1.300 y otras 870 están en construcción.

En la primera fase de este programa, la Fundación "la Caixa" recibió 36 peticiones por cada piso, un porcentaje que se duplicó hasta 74 solicitudes por vivienda en Barcelona y Madrid.